Aumentó la cantidad de denuncias e incautaciónde animales en situación de abandono y maltrato

En el primer trimestre de este año, el INBA recibió un promedio de 441 denuncias mensuales, 6 de cada 10 fueron por tenencia irresponsable

El número de incautaciones de animales pasó de 34 casos atendidos en 2021 a 82 casos en 2022 con un total de 241 animales rescatados

El Instituto Nacional de Bienestar Animal (INBA), organismo creado por la ley Nº 19.889 y que comenzó a funcionar el 1º de enero de 2021, ha intervenido y dado respuesta a un número de denuncias notoriamente mayor al que se recibían en años anteriores por parte de la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotryba). Entre 2016 y 2018, la Cotryba había recibido un promedio de 151 denuncias mensuales, número que se duplica con la creación y la respuesta del INBA. Este organismo recibió un promedio de 330 denuncias mensuales en el año 2021 y 340 en 2022. Dichas cifras ya fueron superadas en el primer trimestre de 2023, con un promedio de 441 denuncias mensuales.

De oficio también
Los motivos de denuncia más frecuentes es la tenencia irresponsable, con más del 60% de las denuncias. Le siguen las denuncias por mordeduras y ataques a personas, que en el primer trimestre de 2023 acumularon casi el 20% del total.
El organismo, que también actúa de oficio cuando corresponde, también recibe denuncias por ataques a animales de producción y por situaciones relacionadas a criaderos de animales de compañía.
Al intervenir en las diferentes situaciones, el INBA puede aplicar sanciones, las que están establecidas en el artículo 22 de la ley N°19.889, que van desde multas de 1 a 500 UR a la confiscación definitiva y/o la prohibición de tenencia de animales.
Respecto a lo anterior, Marcela Delgado, directora ejecutiva del Instituto, informó que también aumentó el número de incautaciones de animales: de 34 casos atendidos en 2021 se pasó a 82 casos en 2022 con un total de 241 animales rescatados.
En el primer trimestre de este año ya se rescataron más de 100 animales entre equinos, animales de compañía y animales exóticos.
El INBA tiene la potestad de confiscar aquellos animales sujetos a maltrato o crueldad por parte de sus tenedores, también cuando implican un riesgo para la vida y/o la integridad física y bienestar de ellos mismos, personas u otros animales.

Abandonos
Autoridades del INBA ven con preocupación la ocurrencia de otro tipo de denuncias que exigen la intervención y compromiso de acción de otras instituciones, para poder evaluar y abordar en conjunto. En este sentido, Delgado nombró a las situaciones de abandono de animales en casas de familia cuando su tenedor fallece o es internado en un centro de salud, situaciones de abandono en casos de realojo de la familia. “En estos casos, otras instituciones toman contacto primero con el caso por motivos obvios, ingresan a la vivienda y pueden no percatarse que allí quedan animales, muchas veces no saben qué hacer al respecto, algunas veces nos informan y otras lo hacen los propios vecinos. Estamos preocupados por eso”, dijo Delgado, ya que creemos que estas situaciones podrían trabajarse desde diferentes ángulos, pero en forma conjunta, coordinada.Y añadió: “Estamos percibiendo también un aumento de denuncias por síndrome de Diógenes, las que trabajamos conjuntamente con intendencias y/o con la Policía”.

Mayor compromiso
Ante el reclamo creciente de intervención por parte de la ciudadanía para garantizar el bienestar, integridad y la tenencia responsable de todos los animales en el país, Marcia del Campo, presidenta del INBA, enfatizó que se necesita el “compromiso de todos los actores que integran el Consejo Directivo” para cumplir con los objetivos que nos hemos planteado. Sus miembros representan a ocho instituciones y organizaciones: Ministerio de Ganadería, Ministerio del Interior (con quien se coordinan la mayoría de las acciones operativas), Ministerio de Salud Pública, el Congreso de Intendentes, Facultad de Veterinaria, la Sociedad de Medicina Veterinaria del Uruguay, Agremiaciones de productores rurales y Protectoras de animales.
En este sentido, del Campo señaló como fundamental que cada intendencia debe contar con un Departamento de Tenencia Responsable y Bienestar Animal dentro de su estructura para actuar en territorio y en caso de ser necesario, coordinar con INBA a nivel nacional.
“En el caso de animales de compañía, hemos desarrollado convenios con las 19 intendencias para esterilización y chipeo (cuya obligatoriedad la establece el Programa Nacional de Control Reproductivo reglamentado por el Decreto 57/023), pero el compromiso que se necesita para solucionar la problemática de la sobrepoblación canina y sus consecuencias negativas va mucho más allá de los convenios para castración y chipeo. El compromiso de los gobiernos departamentales, tiene que incluir la fiscalización y las sanciones en casos de tenencia irresponsable, como por ejemplo ante la presencia de animales en vía pública. El animal en vía pública es generador de problemas de convivencia y también es un problema de salud pública, ya que, además de reproducirse de forma descontrolada, provoca accidentes y mordeduras, puede provocar zoonosis (transmisión de enfermedades al ser humano) y problemas de higiene/salubridad en lugares públicos. Este es un claro ejemplo de las consecuencias negativas de la sobrepoblación canina y la tenencia irresponsable sobre la convivencia social y la salud pública y ahí todos los organismos nombrados, pero fundamentalmente los gobiernos departamentales, tienen un rol y una responsabilidad clave. De hecho, la mayoría de las Intendencias ya cuentan con normativa departamental al respecto, que debería estar aplicándose, además de la nacional.

En conjunto
Estos organismos deberían funcionar de forma coordinada a nivel de los 19 departamentos, con el liderazgo de las Intendencias y también con el apoyo de los Directores Departamentales del MGAP en el área rural y por supuesto del INBA a nivel nacional. Los actores están, solo falta ponerse en marcha. “Si así fuera, ya estaríamos viendo mejores resultados”.
Con el real compromiso y acción de los gobiernos de cercanía y en territorio, es de la única forma que esta política pública puede dar resultado en el mediano plazo o que empiece a mostrar resultados”, dijo del Campo.
Esto, a su juicio, debe ir acompañado de campañas de sensibilización y educación en tenencia responsable de mascotas y también de buen trato y buen manejo de todos los animales. Hoy hablamos de animales de compañía porque la sobrepoblación canina tiene consecuencias muy graves sobre la convivencia y ha sido el tema de mayor atención pública, pero el objetivo del INBA es el de asegurar estándares aceptables de bienestar de todos los animales, incluyendo a los animales de producción y entretenimiento y ese es también un gran desafío.

Cómo hacer una denuncia

Hay que tener en cuenta que el INBA no recibe denuncias telefónicas. Estas deben hacerse mediante un formulario web o en la seccional de la zona. Una vez finalizado el ingreso de la denuncia, le aparecerá un número con el que puede hacerse el seguimiento de la misma. Siempre se preserva la confidencialidad del denunciante. El asesoramiento y seguimiento de los casos sí se realiza por vía telefónica, así como también de forma presencial. Desde el momento que ingresa una denuncia al INBA, dependiendo de sus características se coordina con el Ministerio del Interior, el Gobierno departamental (cuando existe la Unidad de Bienestar Animal en su seno) u otros funcionarios del MGAP a nivel departamental.

El formulario para ingresar una denuncia puede ser descargado en este enlace:
https://bit.ly/3FI2PzK.