Autoridades de la Caja de Profesionales se reunieron con representantes de las gremiales que la integran

Compartieron información sobre los tres anteproyectos de ley que se presentaron en el Parlamento, “buscando caminos que permitan mejorar la situación del instituto”

Autoridades de la Caja de Profesionales se reunieron en los últimos días con representantes de las gremiales que conforman la institución con el objetivo de rendir cuentas de los últimos acontecimientos y resoluciones tomadas por la Caja.
Entre las gremiales participantes de la reunión, estuvieron presentes: el Colegio de Abogados del Uruguay; el Colegio de Contadores, Economistas y Administradores del Uruguay; el Sindicato Médico del Uruguay; la Agrupación Universitaria del Uruguay; el Sindicato Anestésico Quirúrgico; la Sociedad de Medicina Veterinaria; la Sociedad de Arquitectos del Uruguay; la Asociación de Bibliotecólogos del Uruguay; el Colegio de Sociólogos del Uruguay; la Asociación Uruguaya de Psicomotricidad; la Asociación de Ingenieros Químicos del Uruguay; la Asociación de Química y Farmacia; la Asociación de Asistentes Sociales del Uruguay; el Colegio de Traductores Públicos del Uruguay; la Asociación de Afiliados Caja de Profesionales; y la Asociación Civil del Orden Profesional.
Las autoridades explicaron las distintas propuestas que buscan mejorar la situación financiera de la Caja y que se le han presentado al Poder Ejecutivo en los últimos meses, con el objetivo de que se transformen en anteproyectos de ley.

Los anteproyectos
En el encuentro, se habló de las medidas que ha tomado el directorio desde diciembre de 2021, fecha de comienzo de su gestión, hasta la actualidad, que incluyen tres solicitudes recientes: un anteproyecto de ley de facilidades de pago; un anteproyecto de ley para cambio de índice de ajuste de las cantidades fijas de los timbres; y un anteproyecto de ley por jubilación por edad avanzada
En cuanto a las facilidades de pago, busca tener una ley de refinanciación en los casos en los que el aportante contrae deudas.
“Una ley que contemple eso, le permite al profesional ponerse al día nuevamente, comenzar a aportar, solucionar su situación puntual y continuar generando su jubilación”, expresó Alza y explicó que la propuesta entonces “busca mejorar las condiciones de pago”.
En cuanto a los deudores de timbres, el proyecto presentado por la Caja propone una quita en interés de mora del 50 %. “Apunta a mejorar las condiciones para aquellos deudores de timbres del art. 71, que por diversas causas tuvieron inconvenientes para poder pagar, con menores tasas de mora”, dijo Alza. Y aseguró que, en ambos casos, las dos soluciones “contribuyen a mejorar los ingresos del Instituto en esta etapa de dificultades financiera”.
La Caja prevé para los afiliados morosos la posibilidad de que por única vez puedan utilizar la opción de categoría establecida en el art. 56 de la ley 17738, “la que operaría a partir de la categoría correspondiente al del último trienio completo con obligaciones pagadas”.
Igual posibilidad se brindaría en oportunidad de un aumento en la tasa de aportación que supere el 16,5% vigente al 31/12/2023, a todos los afiliados con un plazo de 90 días desde la vigencia de dicho aumento y a partir de la aprobación de la ley se podría realizar la opción considerando el aumento ocurrido a partir del 01/01/2024.

Causal jubilatoria
La CJPPU propuso además una serie de cambios, que incluye que las personas que configuren causal jubilatoria luego del 31 de diciembre de 2032, que cuenten con al menos 70 años de edad y un mínimo de 18 años de servicios con cotización efectiva a la Caja, la jubilación que perciban será compatible con el goce de otra jubilación o retiro.
“Si bien la causal por edad avanzada no constituye un porcentaje elevado de las altas de jubilación anuales (5% a 7% del total de altas entre 2018-2022), sí es un estímulo importante para que los afiliados aporten a lo largo de su vida activa”, informó el presidente de la Caja.
Y agregó que la posibilidad de contar con esta causal no sólo incentiva la aportación en aquellos que son totalmente “voluntarios”, sino también “en quienes habiendo estado en algún momento obligados a aportar, posteriormente pasan a desarrollar una actividad dependiente amparados por otros Institutos de Seguridad Social”.
Asimismo, el Instituto planteó al Poder Ejecutivo que se ajusten los valores de los timbres por el Índice Medio de Salario, tal como ajusta la Caja a la hora de ajustar las obligaciones que paga, sus jubilaciones y pensiones.
“Hoy esos ajustes se realizan por Índice de Precios del Consumo (IPC), lo que genera un descalce entre egresos e ingresos”, explicaron las autoridades de la Caja.
“Cumplimos con los objetivos de comunicación hacia las gremiales, se informó lo resuelto de primera mano a los presidentes de las mismas, se evacuaron todas las consultas realizadas y sobre todo se pudo hacer intercambio de ideas entre los presentes”, contó el presidente de la institución.
Además, el presidente de la CJPPU, Dr. Vet. Daniel Alza agregó, “se insistió a todas las gremiales de profesionales, que las puertas del Directorio continúan abiertas, como desde el primer día, para recibir iniciativas, propuestas o temas para poder estudiar y evaluar”, con la idea de “construir una mejor caja para todos los profesionales”.