Días atrás la policía fue alertada sobre un problema entre vecinos en el balneario Buenos Aires. Un hombre había sido amenazado de muerte por F.L.J. de 48 años luego de haberlo increpado ya que había matado a su perro con un cuchillo. Los policías actuantes dialogaron con el agresor y lograron su detención. Sometido ante la justicia competente se dispuso su formalización por un delito de violencia privada agravada en concurrencia con un delito de daño en régimen de reiteración real. Estará 60 días en prisión preventiva.