BCU mantiene la Tasa de Política Monetaria en 11,25%

Se espera un crecimiento de la actividad económica en el primer trimestre del año, pero no así en el segundo, que se vería afectado por el shock de oferta de producción como consecuencia de la sequía

En la imagen, de izquierda a derecha: Washington Ribeiro, Vicepresidente; Diego Labat, Presidente; Ignacio Berti, Director; Adolfo Sarmiento, Gerente de Política Económica y Mercados (mediante videoconferencia); Gerardo Licandro, Gerente de Asesoría Económica; Juan Pedro Cantera, Superintendente de Servicios Financieros; Leonardo Vicente, Gerente de Política Monetaria; y Jorge Christy, Secretario General.

El Banco Central del Uruguay (BCU) informó que resolvió mantener la tasa de interés en 11,25%, en línea con la fase contractiva de la política monetaria.
En el año cerrado a abril, la inflación se ubicó en 7,61%, con un leve incremento respecto a la medición de marzo, principalmente por el precio de las frutas y verduras que fue compensado parcialmente por la moderación de los precios de alimentos y combustibles. No obstante, la inflación subyacente se mantuvo estable (6,22%) en uno de los niveles más bajos en los últimos cinco años y cercano al techo del rango meta.
Por su parte, en abril el promedio de los indicadores de expectativas de inflación a 24 meses (7,24%) también permaneció en un nivel similar al período anterior y sigue siendo foco de atención y análisis del Comité de Política Monetaria (COPOM).
Se valoró la estabilidad de las expectativas de inflación, e incluso algunas señales positivas en su tendencia en determinadas mediciones, no obstante se mantiene el riesgo que los actuales niveles de expectativas se materialicen a través de los mecanismos indexatorios existentes en la formación de precios y salarios. Se espera la interiorización del objetivo de inflación en la formación de precios y salarios, elemento clave para la convergencia de la inflación y las expectativas de inflación al rango meta.
Para la decisión adoptada se valoraron aspectos de la coyuntura internacional, regional y local.

Panorama regional
El entorno económico global presenta un escenario heterogéneo. Por un lado, se visualizan riesgos de enlentecimiento del crecimiento de la actividad económica y de fragilidad financiera. Por otro lado, se observa una trayectoria de la inflación que continúa evolucionando lentamente a la baja en el marco de la estabilidad de precios de los commodities y el restablecimiento de las cadenas de abastecimiento globales. En la región, se espera que la economía se desacelere en Brasil, mientras que en Argentina el contexto de la economía en general sigue siendo delicado.
En Uruguay, se espera un crecimiento de la actividad económica en el primer trimestre del año, pero no así en el segundo trimestre que se vería afectado por el shock de oferta de producción como consecuencia de la sequía.
A partir del panorama general planteado, el Directorio del BCU decidió mantener la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 11,25%. Este nivel es considerado consistente con una política monetaria contractiva orientada a continuar los esfuerzos para la convergencia de la inflación y sus expectativas en el horizonte de 24 meses y los movimientos futuros de la TPM estarán condicionados por las variables antes mencionadas.