Bomberos informó que incendio en Punta Shopping pudo ser controlado

Se hizo rotación del personal, con bomberos de Maldonado, de Montevideo y de Rocha

Luego de más de 48 horas de trabajo ininterrumpido la Dirección Nacional de Bomberos informó este lunes a la mañana, a través de su cuenta de twitter que el incendio en el Punta Shopping había sido controlado. Se continuará hasta extinguir el fuego completamente y enfriar toda la estructura.

“Hay que ver cómo sigue nuestro trabajo ahora para poder evacuar la totalidad de la temperatura existente en el lugar. Se trabajará durante todo el día y seguramente mañana también”, explicó a Correo de Punta del Este Pablo Benítez, jefe de Prensa y RR.PP. de Bomberos.

Mientras tanto, un informe emitido en las primeras horas de la mañana informa que el foco ígneo comenzó en el subsuelo en la panadería de Tienda Inglesa, propagándose luego a un depósito de la tienda y generando llamas intensas, con temperaturas cercanas a los 800°C y gran acumulación de humo lo que dificultó enormemente las tareas de control. Los bomberos debieron utilizar gran cantidad de equipos de protección respiratoria, cilindros de repuestos y un equipo portátil de recarga de aire. Se hizo rotación del personal, con efectivos del Departamento de Maldonado, de Montevideo y de Rocha.

El domingo, pese a los esfuerzos de varias dotaciones de bomberos, no se logró frenar la propagación del fuego, que alcanzó a niveles superiores del local de Tienda Inglesa, produciéndose a media mañana el colapso parcial de techo y una pared en el sector suroeste lo que provocó que el fuego se generalizara por el sector contiguo, hacia el norte. Según el comunicado la estructura quedó dañada “en forma significativa, peligrando derrumbarse”.

Pasadas las 23:00 horas se efectuaron relevos con funcionarios del Destacamento de Biarritz y se establecieron dos puntos de ataque principales hacia el interior del shopping, uno al frente del local por el sector NE (por Av. Roosevelt) y otro por el lado opuesto (S) sobre el estacionamiento entre las calles San Francisco y Pascual Gattas. En ambos casos con alta presión y buen caudal de agua, ingresando con varios grupos de ataque, a través de las aberturas propias y a través de un boquete realizado en la pared. En ambos lados, con coches autobombas tanque y cisternas. Además, se colocó un punto de ataque desde el techo, y puntos de ataque en sectores específicos dentro del local comercial.