Durante los próximos seis meses las empresas de sectores castigados por la pandemia que tengan préstamos del Banco República no tendrán que pagar cuotas ni intereses. Así lo resolvió el Directorio del banco como parte de las acciones que desarrolla desde 2020 para afrontar los impactos negativos de la pandemia de Covid-19.
De acuerdo a la informado por el banco, esta medida se aplica de forma automática para todos aquellos deudores por hasta U$S 200 mil de los sectores hoteles y similares, restoranes, bares, transporte no regular de pasajeros (taxímetros, remises, alquiler de autos con y sin chofer), transporte marítimo de pasajeros, agencias de viaje, transporte urbano y suburbano, transporte de escolares, organización de eventos, salones de fiesta, clubes sociales y deportivos, gimnasios y otras actividades recreativas y de la cultura como cines y teatros, así como los proveedores vinculados con estas actividades.
También incluye a free shops que funcionan en las ciudades y localidades fronterizas con la República Federativa de Brasil, así como otras actividades comerciales y de servicios que se vieran afectados por el cierre o reducción significativa de la movilidad en torno a los free shops.
La prórroga, además, no implicará costo alguno para los clientes.
Los clientes de estos sectores que tengan deudas superiores a U$S 200 mil también podrán acceder a una prórroga en el pago de sus obligaciones. En estos casos deberán gestionarla de forma individual con el Banco, pues se analizará caso a caso. A su vez, los clientes de otros sectores de la economía no comprendidos en este plan podrán solicitar en los casos que sea necesario una readecuación de su cronograma de pago, que el BROU analizará caso a caso.

Recuperación
“Sabemos que ninguna medida es mágica y que las empresas han sufrido mucho este tiempo de pandemia; pero en los próximos meses tenemos que empezar a recuperar la actividad con fuerza y estamos convencidos de que esto las ayudará para que lleguen en mejores condiciones a su reactivación”, expresó el presidente del BROU, Salvador Ferrer.
“Desde que la pandemia se instaló en Uruguay en marzo de 2020, el BROU tuvo un rol activo en el sostenimiento de la cadena de pagos y el apoyo a empresas y familias, al punto de que el 40% de su portafolio crediticio fue refinanciado”.