El pasado jueves el magistrado Penal de 4º Turno dispuso la condena de R.F.O.S., de 37 años de edad, como autor penalmente responsable de un delito de hurto agravado, a la pena de quince (15) meses de prisión, con descuento de la detención sufrida.
Todo comenzó el día 26 cuando se registró el hurto de una bicicleta marca Trek del estacionamiento de un gimnasio ubicado en la calle Julio Herrera y Reissig, jurisdicción de la Seccional 10º.
Mediante el análisis de los registros fílmicos del local, los policías actuantes reconocieron al autor del hecho, por lo que Fiscalía dispuso su requisitoria. No tardó en caer en manos de la justicia.

Receptación
El magistrado también dispuso la condena de J.S.G.R., de 32 años de edad, por la presunta comisión de un delito de receptación en calidad de autor. El proceso se encuentra suspendido condicionalmente bajo las siguientes condiciones: mantener el domicilio fijado en la audiencia, cumplir arresto domiciliario nocturno, presentarse dos veces por semana en la Seccional de su domicilio. Todo esto por el plazo de noventa días.
El día 13 de marzo fue hurtada una moto marca Yumbo desde la esquina de Ceferino de la Torre y Caracará, jurisdicción de la Seccional 6ta.
En momentos en que se llevaba a cabo el operativo de control de vehículos y personas en la plaza de la Torre del Vigía, fue fiscalizada una moto que estaba allí estacionada con indicios de forzamiento. Se constató que estaba requerida y mediante el Sistema de Cámaras de la Jefatura se pudo identificar a quien la había abandonado en el lugar momentos antes; más tarde fue detenido junto a una adolescente en la calle 18 de julio. La menor fue entregada a un mayor responsable.

Hurto frustrado
En tanto, la magistrada Penal de 11º Turno dispuso la condena de Matias Ezequiel Dapelo Márquez, de 26 años de edad, poseedor de antecedentes penales, como coautor penalmente responsable de un delito de hurto especialmente agravado por la pluriparticipación en grado de tentativa, a la pena de trece meses de prisión, con descuento del tiempo de detención cumplido.
En horas de la madrugada del día 26 la Policía fue alertada sobre la presencia de personas extrañas en un comercio del rubro cotillón, ubicado en la Avenida Aiguá. Al arribo del móvil al lugar fueron intervenidos dos hombres mayores de edad que se encontraban en frente del comercio; otros dos sujetos lograron huir. Luego llegó el propietario del lugar que radicó la denuncia correspondiente.
Tras la investigación e indagatoria de los detenidos se estableció la identidad del autor, por lo que la justicia dispuso su detención y la libertad de lo detenidos. En la pasada jornada Dapelo Márquez fue detenido en Camino de los Gauchos y Manuel Méndez. Compareció en la sede judicial y ahora reside en Las Rosas.


Contenido publicitario