Cuatro edificios ubicados entre las paradas 6 y 10 de la rambla Claudio Williman fueron notificados en las últimas horas por la intendencia de Maldonado luego de comprobar que habían secado intencionalmente catorce árboles del ornato público. Según lo informado en la página web de la comuna por el director de Gestión Ambiental Jorge Piriz, las especies dañadas tienen más de 25 años. “Se detectó el secado intencional de estos ejemplares, y la información se obtuvo mediante testimonios e indicios físicos que se constataron en el recorrido realizado por técnicos municipales”, dijo el jerarca.
En tanto, un ingeniero agrónomo forestal de la IDM evaluó los daños ocasionados teniendo en cuenta las diferentes especies afectadas y determinó un perjuicio económico de 600 mil a dos millones de pesos. Luego de transcurridos los plazos legales de la notificación, se aplicarán las sanciones que correspondan, se informó.
La IDM “no permitirá este tipo de destrozos en el ornato público y tomará todas las medidas necesarias que correspondan”.