El juez Penal de 4º Turno dispuso la condena de un hombre de 21 años de edad como autor penalmente responsable de cinco delitos de rapiña agravada, una de ellas en grado de tentativa y todos en régimen de reiteración real entre sí. Pasará ocho años y dos meses de penitenciaría con descuento de la detención sufrida.
Desde el día 7 al 16 de este mes el sujeto había perpetrado un raid de rapiñas, mayormente en perjuicio de repartidores de la ciudad, por lo que la policía había trabajado intensamente para capturarlo.
Efectivos del Área de Investigadores del Distrito II inquirieron en cada caso, bajo la dirección de la Fiscalía actuante; una de las herramientas primordiales para el esclarecimiento fue el aporte del sistema de cámaras de vigilancia de la Jefatura así como el relato de los testigos. Los delitos aclarados fueron los siguientes:
El día 07/01 en calle Caciques y Bambú de Maldonado Nuevo, bajo amenaza con un arma de fuego se llevó de un camión de reparto la suma de $U 21.000.
El día 08/01 rapiñó un comercio ubicado en la calle Manuel Oribe, del barrio Odizzio y se llevó la suma de $U 1.000.
El 09/01, en la calle Juan Correa, amenazó a otro repartidor con un arma de fuego y le hurtó la suma de $U 4.800.
El día 11/01 en barrio Biarritz, calle Serafín García, amenazó a los ocupantes de un camión de reparto con un arma de fuego y hurtó la suma $U 50.000.
El día 16/01 Caminó de los Gauchos y Paraberá asaltó a un repartidor y le hurtó la suma de $U 4.000.
Esta vez los visualizadores lograron localizar en tiempo real los trayectos realizados por el ocupante de una moto marca Baccio PX, sin plásticos ni matrícula, que ingresó a una casa ubicada en A. Paraberá entre Sanabria y Méndez. Allí mediante amenazas con su arma de fugo le exigió al ocupante de la vivienda que le escondiera el birrodado.
La Policía llegó al lugar y realizó una inspección ocular con autorización del dueño de la casa y procedió a incautarse del vehículo. El sujeto trató de huir corriendo por los techos de las casas, pero cayó detenido. No molestará por un buen rato.

Otro rapiñero
El Juez Penal de 4to Turno dispuso la condena de un hombre de 27 años de edad, como autor penalmente responsable de un delito de rapiña agravada a la pena de cuatro (4) años y seis (6) meses de penitenciaría con descuento de la detención sufrida. El sujeto pasará: un año y once meses de penitenciaria efectiva, y dos años y siete meses bajo el régimen de libertad vigilada intensiva. En ese lapso no podrá acercarse o comunicarse con la víctima.
En el mes de octubre del pasado año el condenado rapiñó a un adolescente de 16 años de edad, mediante amenazas con un arma blanca, así le sustrajo la billetera y su bicicleta marca GT, en la que se desplazaba por Bulevar Artigas y Alberto Caracará. Pero pronto fue reconocido gracias a las cámaras de vigilancia de la Jefatura. Fue capturado y condenado el pasado 15 de enero.

Hurto en San Carlos
En tanto, en San Carlos, el juez Penal de Feria de 2to Turno dispuso la condena de Héctor Leonardo Zurbrigh Vique, de 35 años de edad, poseedor de antecedentes penales, como autor penalmente responsable de un delito de receptación agravado. Deberá cumplir diez meses de prisión bajo el sistema de libertad vigilada y no podrá acercarse al domicilio de la víctima.
En la noche del día 16 una ciudadana se presentó en dependencias policiales para radicar una denuncia por hurto cometido en el interior de su domicilio en calle Leonardo Olivera. La mujer detalló que le habían sustraído un televisor de pantalla plana de 24”, ropas de bebé y una mochila.
Tras la investigación realizada por los efectivos del Área de Investigadores del Distrito III se logró identificar al autor del hecho, que ya está en el resort de Las Rosas.

Receptación
El juez Penal de 4º Turno dispuso la formalización y suspensión condicional del proceso para un hombre de 27 años de edad por un delito de receptación. Todo comenzó el pasado 29 de diciembre, cuando fue robada una moto marca Bacio Px que se encontraba estacionada en Ruta 10 y calle Las Estrellas de La Barra.
El pasado jueves investigadores del Distrito II intervinieron al ahora imputado en calle Simón del Pino y Manuel Freire cuando llevaba de tiro una moto carente de plásticos y chapa matrícula. Era el vehículo desaparecido.





Contenido publicitario