Cerró sus puertas “Shopping Miguel”, uno de los más antiguos comercios de Punta del Este

Junto a sus vecinos de la carnicería Oasis y la perforadora Hidromar, comenzaron a trabajar a mediados de los años sesenta

En el cartel se lee “Alquila”. Fue colocado por una inmobiliaria de la zona justo encima de un aviso de “Coca Cola”. Del aviso solo quedó la frase “momentos refrescantes”. El perfil de Facebook de la empresa dice que el local “está abierto”. También están publicadas algunas de sus ofertas como las deliciosas tartas saladas kosher de berenjenas, de choclo, de atún o de zanahoria. En el mismo sitio se ofrecen productos importados entre las que figuran bebidas alcohólicas de todo tipo y origen.
Detrás de esos avisos hay una historia de más de seis décadas, elaborada pacientemente por una familia de la zona que entendió la forma de atender de la mejor manera a sus clientes, tanto residentes como visitantes extranjeros: calidad en todo sentido.
El supermercado “Shopping Miguel”, fundado en 1965, cerró sus puertas en marzo pasado con la intención de regresar en la temporada de inminente inicio. Sin embargo, algo pasó en todos estos meses que produjo el cierre final del comercio y la colocación del cartel de “se alquila” en el frente de este.
Junto a sus vecinos de la carnicería Oasis y la perforadora Hidromar, son de los locales que comenzaron a trabajar a mediados de los años sesenta. En aquellos años en que la avenida Orlando Pedragosa Sierra, entre la vía del tren y la avenida Roosevelt, era un paraíso comercial con pujantes emprendedores que invertían y obtenían grandes ingresos. Tiempos en que la avenida contaba, junto a la vía del tren, con una parada de taxímetros para trasladar a los clientes que regresaban cargados a sus hogares luego de hacer las compras.

Otros tiempos
“Mi viejo fue, junto a esos comerciantes amigos, quienes abrieron las puertas de sus comercios allá por 1965. Ahora quedamos dos, Hidromar y mi carnicería, reflexiona Javier Carballal, también alcalde de Punta del Este. “Tratamos de buscar la manera de que el local permaneciera abierto. Fue imposible”, agrega el alcalde puntaesteño.
Algunos vecinos del lugar entienden que la parada 5 fue afectada, a fines del siglo pasado, por la apertura del Punta Shopping.
Desde la apertura del citado y hoy destruido centro comercial la zona fue cayendo tanto en cantidad como en calidad, asegura un vecino del lugar. Otro, en cambio, destaca que desde algún tiempo a esta parte los locales se fueron ocupando y generando puntos de atracción muy fuertes como ocurre en la zona de avenida Orlando Pedragosa Sierra y la avenida Roosevelt. “Antes estaba solo la estación de servicio. Ahora están las torres Lafayette con todos sus locales comerciales alquilados. Lo mismo del otro lado con la Picniquería y los otros comercios. O lo que pasa al norte de la avenida Roosevelt”, explica un comerciante de la zona.
De todas formas, el cierre definitivo de “Shopping Miguel”, uno de los clásicos de la parada 5, se hace sentir…

1 COMENTARIO

  1. por allí dicen que el Shopping fue un causante del cierre, no se las llevo.- en esta si no cambias la mentalidad hoy en día, terminas así.-
    una pena.-

Comments are closed.