Ciclón en Maldonado: corte en la Ruta 10, varias intervenciones de bomberos y miles de hogares sin luz

La espuma, como casi siempre en estos eventos meteorológicos, dio un espectáculo aparte y fueron muchos los que llegaron hasta el lugar para filmar videos y sacar fotos

Según el último reporte de CECOED Maldonado emitido al cierre de la presente edición, unos cinco mil hogares aún estaban sin energía eléctrica y cuadrillas de UTE trabajaban para solucionar el problema. Bomberos, por su parte, había realizado unas treinta intervenciones, en la faja costera mayoritariamente, tanto en Punta del Este, Piriápolis, José Ignacio y San Carlos, así como algunas zonas en Pan de Azúcar adonde fueron llamados para retirar cables, cartelería y por voladuras de techos en dos de obras en construcción y en una vivienda. Por otra parte, al momento de escribir estas líneas no había personas lesionadas y la única evacuada fue una familia de balneario Buenos Aires.
Sobre la faja costera, en la zona de la península, algunos edificios fueron dañados por el fuerte oleaje y hubo filtraciones de agua. En el edificio Bonaire, que ya en otra ocasión fue afectado por un temporal, la espuma de mar entró hasta el subsuelo y la recepción. A pocos metros, en el edificio L´Hirondelle, el viento provocó la rotura de un gran ventanal de uno de los apartamentos.
La espuma, como casi siempre en estos eventos meteorológicos dio un espectáculo aparte y fueron muchos los que llegaron hasta el lugar para filmar videos y sacar fotos.
En la parada 19 de la Brava, el parador donde funciona el restaurante Mia Bistró también se vio afectado por la crecida de la marea y por la espuma de mar.
Más allá del puente de La Barra, el temporal también se hizo sentir. El agua tapó por completo la arena y llegó a la ruta. En el Kilómetro 178 de la ruta 10 la policía caminera debió cortar el tránsito hasta el puente sobre la laguna de José Ignacio y el acceso a José Ignacio y la Juanita se debió realizar por la ruta 9 y el Camino Saiz Martínez.

Yakucan
El ciclón subtropical que al cierre de esta edición aún afectaba al país ya está sobre aguas brasileñas y fue nombrado Yakucan, que significa “sonido del cielo” en tupi guaraní, por la Marina del país norteño. Esa institución es la responsable de nombrar los ciclones subtropicales y tropicales que se desarrollan en el Atlántico Sur. El año pasado, otro fenómeno de estas características fue llamado Raoni. Según informó Inumet, este ciclón podría alcanzar algunas características tropicales sobre aguas brasileñas (algo más cálidas) lejos de la costa uruguaya, según el análisis que realizaron en conjunto profesionales de esa repartición junto a la NOAA (EEUU).
Consultados por Correo de Punta del Este, desde Inumet se informó que no sería necesario emitir alerta roja ya que se estaba alejando del territorio uruguayo. No obstante, aún se mantendrían en la costa este los vientos sostenidos del SW y S entre 60-70 km/h, con rachas entre 80-100 km/h. por lo que persistiría, al menos hasta la medianoche, la alerta naranja.