Comenzó la “guerra de los muros”

Fue protagonizada por lista 1717 del Partido Nacional, encabezada por Darío Pérez y la lista 1001 del Frente Amplio

“Es una estupidez porque parece que estamos midiendo quién tiene el sable más grande.", dijo el exdiputado frenteamplista

El primer capítulo de la tradicional “guerra de los muros” de cada campaña electoral fue protagonizada por la lista 1717 del Partido Nacional y por la lista 1001 del Frente Amplio.
El líder de la agrupación “Patria y Libertad”, el ex diputado Darío Pérez, narró los pormenores de este enfrentamiento en diálogo con Alexis Cadimar y Diego Hernández de la Primera Página de 107.1 de Fm Gente.
“Empezó hace un par de meses atrás pintando el muro de la reductora, había espacio para todos pero parece que para algunos no. El otro día habíamos hecho unas pequeñas pintadas y un compañero se encontró con que estaba tapando las pintadas nuestras y nos contestó que estaba tapando la mugre”; narró Pérez.
“Fui a hablar con ellos civilizadamente y me dijeron que los blancos habían comprado todos los muros del centro y me dijeron que podíamos pintar sobre el de ellos”, agregó.

Poca pintura
“Es una estupidez porque parece que estamos midiendo quién tiene el sable más grande. Lo más importante es que ese concepto fascista de denigrar al otro con ese concepto de mugre. Uno no va a pintar el muro de la casa de un vecino, son lugares públicos” añadió.
“Para nosotros es importante una opción de presentación para las listas, no podemos comprar muros. Es algo especial contra nosotros porque si tienes espacio al lado para pintar y lo haces sobre nuestra pintada, todos fueron tapados por los de la 1001. Fue muy educado todo y razonables en los argumentos” indicó.
“A dos de ellos yo los conocía. Estuve 25 años y los conozco a casi todos, había uno de Adeom y otro que también lo conozco. Estamos pensando si repintar ese muro con algo fuera de lo partidario, somos los pelados de la clase en el partido Nacional la pintura no es mucha”, finalizó.