Con historia: open house de “La Media Luna”, construida por el celebrado arquitecto Le Monnier se realiza el viernes

Su bisnieta Chantal Le Monnier contará no sólo la historia de la vivienda, sino también la obra que llevó adelante su bisabuelo en el Río de la Plata; el historiador Juan Álvarez Márquez, un estudioso de su obra también será de la partida

Esta emblemática finca se levanta sobre la calle Virazón, tiene 520 metros cuadrados construidos sobre un terreno de 660 m2, y se desarrolla en tres plantas con vistas al océano Atlántico

La Media Luna”, la icónica casa de Punta del Este construida a comienzos de siglo pasado por el celebrado arquitecto francés Eduardo Le Monnier, será exhibida en el mediodía de este viernes a los potenciales interesados en comprarla mediante la herramienta conocida como open house que llevará adelante la empresaria inmobiliaria Magdalena Giuria.
Esta emblemática finca se levanta sobre la calle Virazón, tiene 520 metros cuadrados construidos sobre un terreno de 660 m2, y se desarrolla en tres plantas con vistas al océano Atlántico.
Eduardo Le Monnier fue un arquitecto francés que después de recibirse pasó por Brasil para luego afincarse en Buenos Aires donde desarrolló obras por encargo de los principales empresarios de la época, recordó Giuria.
Alguno de esos importantes empresarios argentinos, pidió a Le Monnier que proyectara su casa en un balneario casi desconocido en esa época y en el que, salvo el Faro y el edificio de la Aduana no había casi ninguna edificación.
“Hablamos de 1908 cuando Le Monnier llegó a Punta del Este para construir esta emblemática casa. La Península estaba vacía”; expresó Giuria.

Open House con historia

Este viernes la empresaria inmobiliaria apelará al mecanismo del open house, un sistema estadounidense diseñado para vender casas. “Para el openhouse de esta espléndida casa tenemos la suerte que nos va a acompañar Chantal Le Monnier, su bisnieta, quien nos va a contar no sólo la historia de esta vivienda sino de la obra que llevó adelante su bisabuelo en el Río de la Plata”.
El historiador Juan Álvarez Márquez, un estudioso de la obra de Le Monnier, “también nos contará de muchos aspectos de este gran arquitecto”, explicó.
“Le Monnier trabajó para un conjunto de importantes empresarios argentinos que llegaron para hacer un balneario de categoría. Eran cultores de la navegación a vela y muchos de ellos, algunos años después, en febrero de 1924 coincidirán para fundar el Yacht Club Punta del Este. Este es el caso de Van Peborgh, Niceto Loizaga y Juan Gorlero, entre otros”, recordó. “Muchos de ellos cambiaron Mar del Plata por Punta del Este y replicaron acá los palacetes que tenían en el balneario argentino. Como en ese lugar las condiciones de mar son muy difíciles se encontraron con Punta del Este, un sitio que también frecuentaban navegantes uruguayos, entre ellos mi abuelo Carlos Giuria”, recordó. “Ellos quedaron fascinados con la costa uruguaya. Gente formidable”, enfatizó. “No hay nada más lindo que Punta del Este”; agregó.

Mercado
La reconocida empresaria considera que el mercado inmobiliario de cara a una nueva temporada de verano está lento producto de la diferencia de precios existente entre Argentina y Uruguay. “Es lo que todos sabemos: los argentinos están cuidando sus dólares porque la incertidumbre es muy grande. Nadie sabe lo que va a pasar. Nuestros clientes van a venir como todos los años. Sin embargo, hay una gran cantidad de argentinos que no están viniendo y es muy difícil que vengan”; afirmó Giuria. “Hay cosas buenas libres, hay cosas medianas libres y hay cosas malas libres. O sea, no hay mercado”; graficó. “Sin duda que el proceso electoral argentino va a influir en nuestra zona. Pero, con las medidas económicas que el próximo gobierno argentino instrumentará no hay que hacerse mucha expectativa”, dijo. “El nuevo presidente tiene que tomar medidas muy fuertes, sacrificadas, para poder hacer funcionar a un país que está en el estado que está la Argentina”, agregó. “He visto muy mal la Argentina pero como ahora no. Salvo cuando el corralito”; indicó. “Hay alguna oferta, hay alguna demanda pero muy poca”; insistió.
Caso aparte
No obstante, Giuria entiende que la realidad de José Ignacio es muy distinta a la del resto de la zona. “José Ignacio es un caso aparte. Es el caso de gente muy rica, muy sociable, que necesita a José Ignacio para decir ‘acá estoy yo’. Sin duda que José Ignacio es una gran vidriera donde todo el mundo que tiene mucho dinero quiere estar”, añadió. “Me encanta José Ignacio, la gente es muy simpática pero no es la misma que viene a Punta del Este. Es gente más joven que quiere estar en el tapete, que quiere que la vean como se gratifica en José Ignacio”, agregó. “Pagan cualquier plata para estar diez días de enero en José Ignacio. Como pasaba antes en Parque del Golf, como pasaba antes en La Barra. Ahora en José Ignacio”; expresó