Con un estricto protocolo el programa Playa Accesible se llevará adelante a pesar de la pandemia

El proyecto, que se desarrolla cada temporada de verano, tiene gran valor para los usuarios en situación de discapacidad

La Dirección de Políticas Inclusivas de la IDM junto al Ministerio de Salud Pública (MSP) pautaron una serie de medidas con la finalidad de que el Programa Playa Accesible, que se desarrolla cada verano en Punta del Este y Piriápolis, y que tiene gran valor afectivo para sus usuarios, pueda realizarse también esta tempora-da a pesar de la pandemia.
La directora de Políticas Inclusivas, Eliana González, sostuvo que “la emergencia social y sanitaria genera-da a raíz del COVID-19 ha repercutido de forma negativa en la salud mental de las personas”. En ese sentido, “estimamos que la Playa Accesible servirá como herramienta para paliar el aislamiento social y prevenir el agravamiento de síntomas depresivos”, además de “promover la estabilidad emocional y una mejora de la autoestima”. No obstante, se anunció que, en virtud de la emergencia sanitaria “no se realizarán traslados en forma masiva, pero se contemplarán las situaciones individuales de aquellos casos de personas con discapacidad que justifiquen debidamente no poder concurrir por sus propios medios”, resaltó la jerarca.
Respecto a las medidas de prevención, se diseñó y ajustó el protocolo sanitario junto al MSP de acuerdo a las características de la población en situación de discapacidad.
Las playas accesibles funcionarán en la Parada 8 de la Mansa de Punta del Este y en Piriápolis -Rambla de los Argentinos y Atanasio Sierra desde el lunes 4 de enero y hasta el domingo 28 de febrero, de lunes a domingo en el horario comprendido entre las 7 y las 19. Las actividades estarán a cargo de un equipo multidisciplinario integrado por docentes de educación física, estudiantes y auxiliares.

Protocolo
-No se trasladará a los usuarios de las ONGs ni tampoco a particulares en situación de discapacidad a las playas accesibles.
-Las personas que utilicen las instalaciones deberán concurrir con algún familiar o responsable.
-El equipo técnico permanecerá sensibilizando y concientizando acerca de la prevención de COVID-19.
-Las ayudas técnicas o de infraestructura que requieran las personas a los efectos de ingresar al agua serán desinfectadas permanentemente (carros anfibios y alfombras).
-Los usuarios serán asistidos por el personal destinado al Programa Playa Accesible.
-Se tomará la temperatura al ingresar a la pasarela.
-Se contará con todo el equipamiento necesario para el cuidado de la salud: tapabocas, alcohol, guantes y protección solar.
-Se llevará un registro de todos los usuarios y sus acompañantes para un posible seguimiento epidemiológico.
-Se recomienda evitar la exposición solar y no concurrir entre las 11 y 16 horas, aunque el personal permanecerá en el lugar bajo los cuidados necesarios.

El proyecto se hará en coordinación con los municipios de Punta del Este y Piriápolis, las direcciones generales de Gestión Ambiental; Tránsito y Transporte; Deporte; Obras y Talleres; Hacienda, y Recursos Humanos, además de contar con la colaboración de la Dirección de Comunicaciones.