Condenaron a los tres involucrados en el crimen de César Vitabar

El hombre que apareció calcinado en su auto fue ultimado con fines de robo; participó su novia y otros dos secuaces, que sacaron dinero del fallecido de cajeros automáticos

La casa de Carlos Vitabar, asesinado en julio de 2019

La jueza Ana María Guzmán, a cargo de la sede penal 11º turno de Maldonado, dispuso la prisión preventiva de las dos mujeres y el hombre acusados de haber asesinado a César Vitabar en la madrugada del domingo pasado. Guzmán rebajó a 100 días de prisión preventiva del pedido del ministerio público realizado en la audiencia de la noche del jueves, cuando solicitó que el término fuera de 180 días.
La fiscal Silvana Mastroianni, había solicitado la formalización del trío de acusados, a quienes imputó de un delito de homicidio muy especialmente agravado, que prevé una pena mínima de quince y una máxima de treinta años de penitenciaría. El agravante se produce por el hecho de matar a una persona para facilitar o consumar otro delito, en este caso un robo.
La audiencia fue precedida por el resultado de las muestras de ADN realizado por el laboratorio biológico de la Dirección Nacional de Policía Científica, que confirmó la identidad del cadáver que fue hallado calcinado en la mañana del pasado domingo. Se trataba del mismo Vitabar.
Durante la audiencia comparecieron la pareja del occiso L.F.C. de 38 años, la otra mujer C.K.G.Z, oriental de 38 y Carlos Washington Bitencourtt De los Santos de 27 años, éste último poseedor de múltiples antecedentes penales.

Filmados
Mastroianni sostuvo que las pruebas determinaron que César Vitabar es la persona hallada sin vida en el interior del vehículo Chevrolet Spark. Además, sostuvo que el sistema de cámaras de video vigilancia de Maldonado detectó a César Vitabar arribando en las últimas horas del sábado pasado en su automóvil a la casa de L.F.C. ubicada en la calle Mariano Soler, entre Rincón y San Carlos de la ciudad de Maldonado.
En la casa ya se encontraban la mujer C.K.G.Z y Bitencourtt De los Santos. Previamente, Vitabar había pasado por un local de la avenida José Joaquín de Viana para comprar comida y bebidas. Alrededor de las 01:40, la ahora imputada L.F.C sustrajo la tarjeta de débito BROU Maestro de Vitabar. Una persona aún no identificada concurrió hasta el cajero del BROU ubicado frente a la plaza San Fernando de Maldonado. Con el dinero en su poder, esta persona regresó a la casa. A las 03:00 los tres imputados y la víctima salieron de la finca y en el Chevrolet Spark de Vitabar se dirigieron al barrio Kennedy. Este viaje fue captado por las cámaras de seguridad.
“Una vez allí, a una cuadra del domicilio de Bitencourtt De los Santos, dejan a Vitabar en el asiento trasero procediendo a incendiar su cuerpo y al vehículo. Los imputados dieron muerte al señor Vitabar en el transcurso de tiempo entre que éste estuvo en la casa de LFC y cuando incendiaron al vehículo. Todo con la intención de sustraerle el dinero. Todavía no se pudo establecer el momento en que le dieron muerte”, indicó Mastroianni.

Periplo
A la hora 03:39 los imputados dejaron el lugar y regresaron caminando a la casa de donde habían salido con Vitabar. Las cámaras de seguridad los captaron a esa hora cuando caminaban los tres por Camino Aparicio Saravia de regreso a Maldonado. El trío tomó luego por la calle Tacuarembó donde se les perdió de vista.
Una vez de regreso en la casa, el trío subió al automóvil Lifan propiedad de L.F.C. para dirigirse a la estación de servicio ubicada en la esquina de las avenidas José Joaquín de Viana y Lavalleja de la capital fernandina. En el lugar, C.K.G.Z se bajó del auto para extraer 10 mil pesos de la cuenta de Vitabar en el cajero. Fueron dos extracciones de 5 mil pesos cada una.
La misma mujer compró una serie de alimentos y bebidas en el comercio de la estación de servicio empleando la tarjeta de la víctima. La compra fue de 196 pesos. Luego fueron a San Carlos donde realizaron otra extracción de dinero de un cajero automático. Las cámaras de seguridad revelaron que desde San Carlos fueron hasta el Chuy. En el camino pararon en la estación de ANCAP de La Coronilla para seguir gastando con la tarjeta de la víctima. Los gastos continuaron en El Chuy donde hubo otros retiros de dinero. Mastroianni dijo que en total las tres personas gastaron 89 mil pesos con la tarjeta de Vitabar. El martes 30 de julio regresaron al departamento.

Insultos
La audiencia fue presenciada por varios familiares de la víctima, que en todo momento se mantuvieron en silencio escuchando el relato de la fiscal Mastroianni de cómo sucedieron los hechos. Sin embargo, no pudieron ocultar su malestar cuando la defensa de Bitencourtt solicitó no cumplir la preventiva ni en Santiago Väzquez, ni el penal de Las Rosas. El sujeto advirtió que si es remitido a una de esas dos cárceles podría correr el riesgo de perder su vida por una serie de problemas que tuvo con otros reclusos cuando tiempo atrás fue procesado por la comisión de otros delitos.
“¡Hijo de puta! ¡Ojalá te maten!”, susurró uno de los familiares. Los otros familiares no ocultaron su malestar al escuchar el pedido de la defensa de Bitencourtt.