Cangrejo violinista
Leptuca uruguayensis (Nobili, 1901)

Otros nombres: cangrejo violinista del Atlántico Sudoccidental.
Identificación: especie de pequeñas dimensiones. De carapacho convexo y liso. Pedúnculos oculares largos y delgados. Presenta dimorfismo sexual. El macho posee una pinza o quelípedo de tamaño considerablemente mayor al otro, incluso puede llegar a ser igual o más grande que la longitud de su cuerpo.
Distribución: este y sur de Brasil, sudeste y sur de Uruguay (Montevideo, Canelones, Maldonado y Rocha) y este de Argentina (Provincia de Buenos Aires).
Hábitat: franja intermareal de bahías y estuarios, playas de las desembocaduras de arroyos. Requiere de sustratos fango-arenosos para cavar cuevas y alimentarse.
Comportamiento: territorial. Gregario. Pasa el período de marea alta dentro de su cueva que lo protege contra temperaturas extremas y lo refugia de depredadores, emergiendo durante la bajante. Es sedimentívoro. Filtra detritos y microbios contenidos en el fango, complementa su dieta con algas, artemias, restos de peces y artrópodos.

Reproducción: durante la época de cortejo, el macho suele ubicarse en montículos elevados o semielevados cerca de su madriguera, agitando distintivamente su gran pinza produciendo complejas señales visuales y acústicas para atraer de este modo a la hembra hacia la entrada de su cueva. Allí se da la cópula. La hembra se queda en la cueva del macho incubando los huevos en su abdomen durante aproximadamente dos semanas. Pasado este tiempo, sale de la cueva y los huevos eclosionan durante la marea baja.
Situación poblacional: a escala global se encuentra bajo la categoría Preocupación Menor (LC-UICN). Por resolución 036/2020 de DINARA (Dirección Nacional de Recursos Acuáticos) está prohibida la extracción de ejemplares de esta especie a nivel nacional.
Curiosidades: su expectativa de vida es de aproximadamente 2 años.
Dónde lo puedo ver: marismas del humedal del arroyo Maldonado, laguna del Diario, marismas de los arroyos Solís Grande y Solís Chico.

Compilador: Natalia Villar
Revisor: Dra. Estela Delgado

 

Tero común
Vanellus chilensis (Molina, 1782)

Otros nombres: queltehue (Chile), avefría tero (México, Perú), alcaraván (Colombia), quero-quero (Brasil), teru-teru (guaraní).
Identificación: ave de 35cm de longitud y 280g de peso en promedio. Exhibe plumaje grisáceo en dorso. Cuello anterior y pecho negruzco. Vientre blanco. Dorso de alas con tonalidades violáceas y verdes. Ojos, pico, patas y espolón alar rojizos. Con singular copete negro.
Distribución: nativa de América del Sur. Su población escasea en las regiones más australes, aunque se han encontrado ejemplares en Tierra del Fuego y en las Islas Malvinas. Presente en todo el territorio nacional.
Hábitat: praderas, bañados, cercanía de lagunas y cañadas, costas.
Comportamiento: en pareja o pequeñas bandadas, aunque es más común verlos de a tres. Su dieta está basada en insectos, lombrices y otros gusanos. Se lo puede ver descansar con frecuencia apoyado únicamente sobre una de sus patas. Su nombre común es la onomatopeya de su grito: “teru-teru”.
Reproducción: nidifica en depresiones a nivel del suelo. Pone 4 huevos parduzcos con manchas oscuras, de forma cónica lo que les impide rodar fuera del nido. Defensor acérrimo de sus pichones. Lleva a cabo distintas estrategias para despistar sobre la ubicación del nido y así alejar a posibles depredadores.


Situación poblacional: tanto en Uruguay como a escala global está bajo la categoría Preocupación Menor (LC-UICN), según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.
Curiosidades: ave centinela, da alerta ante cualquier amenaza. Charles Darwin se refirió a él como un ave muy útil para los viajeros al anunciar la cercanía de posibles ladrones en el camino. Es además, el símbolo de nuestra Selección Nacional de Rugby.
Dónde lo puedo ver: en parques, espacios abiertos en las ciudades, áreas rurales. Presente también a lo largo de toda la costa.

Compiladora: Natalia Villar
Revisor: Gabriel Rocha