(Arctocephalus australis o Arctophoca australis)

Otros nombres: lobo de dos pelos.

Identificación: pelaje muy denso de color gris amarronado. Hocico puntiagudo. Extremidades cortas y anchas transformadas en aletas. Los machos miden 2 m y pesan unos 150-200Kg y las hembras miden 1,4m y pesan 40-60Kg. Las crías son de color negro.

Distribución: costa oeste del Atlántico Sur, desde el sur de Brasil al sur de Argentina e islas Falkland y por el océano Pacífico se distribuyen en la costa de Chile y Perú.

Hábitat: utilizan islas o costas rocosas durante la etapa reproductiva, para la cría y lactancia. Se alimentan en zonas oceánicas y pelágicas.

Comportamiento: son muy gregarios en tierra, formando grandes colonias. Se alimentan principalmente de peces y calamares pelágicos y demersales, lejos de la costa. La lactancia dura de 9 meses a un año, las hembras alternan periodos en tierra con viajes de forrajeo al mar de unos días, mientras los cachorros permanecen en tierra.

Reproducción: ocurre por completo en tierra. El período reproductivo va desde fines de octubre a mediados de enero. Los nacimientos son en noviembre y diciembre, las cópulas ocurren unos pocos días después de que las hembras paren un cachorro concebido el año anterior. Son poligínicos y territoriales, los machos se aparean con varias hembras cada temporada reproductiva.

Situación Poblacional: están catalogados como Preocupación Menor (LC) según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), la población global se encuentra creciendo. La población del Uruguay es la más grande de esta especie, con unos 300.000 individuos.

Curiosidades: fue explotado por el valor comercial de su piel y grasa, hasta 1991.

Dónde lo puedo ver: en Uruguay sus colonias reproductivas se encuentran en la Isla e islote de Lobos, islas frente a Cabo Polonio y Valizas. Se pueden ver en la punta de Cabo Polonio. Pueden salir a descansar a lo largo de la costa.

Diana Szteren

 

Captura de lobos marinos vivos en Uruguay

En Uruguay se venden lobos marinos desde los años 80. Esta actividad la maneja la DINARA que realiza las extracciones de los animales y emite constancia de origen, permisos de exportación y certificados sanitarios. Los animales son comercializados por empresas locales que los exportan a acuarios y parques acuáticos de diversos países. Hasta 2007 se capturaron ambas especies, pero desde el 2008 se suspendieron las capturas del león marino (Otaria byronia) debido a su disminución poblacional. Desde entonces se ha fomentado la captura y venta de ejemplares de lobos finos (Arctocephalus australis), cuya población es mucho más abundante. Los ejemplares macho son vendidos a 48 unidades reajustables y las hembras a 65 UR, representando una ganancia de unos 9 millones de pesos anuales para el Estado.
Los principales países compradores son China, Tailandia, Ucrania, Corea, Japón, Emiratos Árabes, Rusia, Bahrein, entre otros. Entre 2016 y 2018 cuatro empresas nacionales presentaron solicitudes de compra.
La DINARA elaboró los “Requisitos para la adquisición, manejo en cautiverio y exportación de ejemplares vivos de lobos marinos en Uruguay” (Resol. 392/2016) donde se establece el período de capturas (1 de abril al 31 de octubre) y se especifican las condiciones de registro de empresas compradoras, instalaciones de cautiverio, el procedimiento para la autorización, el seguimiento sanitario y las condiciones de transporte. Los ejemplares son identificados con chips electrónicos para su trazabilidad. Hasta 2017 la captura de lobos marinos se hacía íntegramente por parte de funcionarios de la DINARA en la Isla de Lobos. En 2018 se emitió una resolución (85/2018) por la cual se permite que en las capturas participe personal de las empresas compradoras de lobos marinos.

Diana Szteren