Declaran tres bienes “de interés patrimonial”

La Azotea, el parque de escultura de las Américas y la Calera del Rey fueron incorporados a la lista de bienes protegidos

La Comisión Departamental de Patrimonio aconsejó designar como bienes “de interés patrimonial” a diversos lugares que consideró de valor “histórico cultural”, según un informe elaborado por la subdirección general de Cultura de la Intendencia, que está a cargo del abogado Fernando Cairo.
Los sitos designados de esta manera son tres:
La primera es la Azotea de Haedo y sus colecciones. De hacer al informe, “el recordado político uruguayo Eduardo Víctor Haedo concibió su residencia de Punta del Este como una gran ‘casa abierta’ a las personas, a la política y al arte. Fue así que durante 30 años en la Azotea de Haedo se recibió a decenas de visitantes destacados y se constituyó un centro de irradiación político cultural. La construcción de la residencia data de 1950. El proyecto fue del arquitecto argentino Alberto Ugalde, quien concibió la casa como una ‘azotea’ o ‘casco de estancia’ (…). En ese complejo, Haedo atesoró obras de arte, propulsó a jóvenes artistas y promovió reuniones culturales y políticas de altísimo nivel”.
También fue considerado de interés el Parque de Esculturas Paseo de las Américas: “El 28 de febrero de 1982 quedó clausurado el primer Encuentro Internacional de Escultura Moderna al Aire Libre de Punta del Este. Concomitantemente con la clausura del encuentro quedó inaugurado un magnífico parque de esculturas en la entrada misma de la Península de Punta del Este (…). El lugar seleccionado para implantar las esculturas fue un amplio espacio público de 150 por 50 metros, ubicado frente a la Playa Brava y a pocos metros de la calle 24 y de la avenida Gorlero”, dijo el informe.

Antigüedad
Por último, la sudirección de Cultura consideró de interés la llamada Calera del Rey que “se ubica en el eje de la Ruta 60, a escasos cinco kilómetros de ésta, en el paraje denominado precisamente ´Calera del Rey´, al Norte del ´Paso de la Horqueta´ del arroyo Pan de Azúcar”.
“El predio contiene dos hornos para la calcinación de las piedras calizas, que se realizaba con leña de los montes indígenas del entorno. Las calizas provenían de canteras próximas. Uno de los hornos conserva la boca original. Fueron erigidas en el siglo XVIII por el gobierno colonial español para la provisión de cal para las obras reales, principalmente las de Maldonado (cuarteles, baterías, Torre del Vigía, iglesia) y las de Montevideo (murallas, ciudadela, fortaleza), etc. Próximo a las caleras por el Sur, en un predio anexo, persisten las ruinas de los ´ranchos de la calera´que fueron edificados en piedra y conservando las ´mangueras´ de piedras de los corrales”, dijo el informe. Todos estos datos fueron recopilados principalmente por el historiador Eduardo Martínez Rovira en su libro “A pie y a caballo”.
Los municipios de Punta del Este, Maldonado y Pan de Azúcar, además de la Dirección General de Cultura de la IDM, informaron favorablemente a lo gestionado. De esta forma, quedan declarados como Bienes de Interés Patrimonial. Ahora gozarán de un “grado de protección patrimonial 2, conforme a lo dispuesto en el Artículo Nº 20 del Decreto Departamental Nº 3844”.