Denuncian problemáticas que causa la contaminación lumínica en la Punta

 

“Hoy me gustaría tocar dos o tres temitas”, comenzó el edil Héctor Delacroix en la sesión legislativa del pasado martes. Poco después, la nacionalista Teresa Rivero usó la misma terminología para referirse a las problemáticas que pensaba plantear. En ambos casos se trató de asuntos que afectan la vida cotidiana de los vecinos de la zona. Uno de ellos tiene relación con el potente cartel luminoso que existe en la parte superior del edificio El Torreón, a la entrada de Punta del Este.
“Nosotros hablamos mucho de la contaminación sonora, pero hay otra contaminación que también es grave: la contaminación lumínica”, dijo Delacroix. “En las grandes ciudades vemos carteles que están prendidos todos los días, a toda hora, y dan mucha luz, y acá, en Punta del Este, tenemos un problema grave con El Torreón, que tiene una cartelería que provoca que al que vive en la Torre Gattás o en Torre del Sol, cuando paga los gastos comunes, le tengan que dar una receta verde para que pueda comprar pastillas para dormir, porque realmente nadie puede dormir”, afirmó.
“Ese sería un planteo: ver la posibilidad de regular el tema de la contaminación lumínica con ese cartel y con el que está en la Liga de Fomento. Este último no da tanto para los edificios, pero el que está en El Torreón creo que debe generar una molestia muy grande, tanto en invierno como en verano, para los que viven por ahí. Yo lo veo de ahí, de donde vivo… En Torre del Sol, por ejemplo, hay una ventana que vive azul por el reflejo de la luz de El Torreón, y está a tres cuadras”, dijo el edil.

Calle forestada
“El otro tema son los pozos. En el barrio Lausana, en la calle Roberto Rúffalo entre Miguel Benzo y Ricardo Aguerre hay muchos pozos, pero hay uno en especial que ya va a cumplir tres años y le creció un árbol en la mitad de la calle; está creciendo un árbol en la mitad de la calle Roberto Rúffalo. Entonces quería pedir a las autoridades, a la Dirección de Obras, si por favor puede podar el árbol, esperar a que dé frutos y festejar los tres años”, señaló.
“¡Hay que hacer un corte de cinta!”, gritó un edil no identificado. “Y un lago con patos”, acotó la edil Lilia Muniz. “Y un lago con patos, exactamente”, confirmó Delacroix.
El edil añadió que “también hay pozos sobre Miguel Benzo y sobre Ricardo Aguerre”. Una de estas calles “está asfaltada, pero se ve que por las lluvias se rompió el asfalto y hay unos pozos que son importantísimos”, agregó.
El edil hizo luego alusión a un “tercer tema”. “Estos últimos días estuve yendo bastante seguido para el lado de Rocha. Y la Ruta 9, que es una ruta muy transitada, tanto por camiones como por turistas cuando vienen a Punta del Este, en una zona tiene un segundo carril para el tráfico lento, pero creo que ese tercer carril va solamente hasta Rocha. Sería importante hablar con las autoridades del Ministerio de Transporte para que extendieran ese segundo carril de traspaso para el tráfico lento hasta el Chuy, porque el ingreso y el egreso de turistas en la época de verano se vería muy beneficiado”, completó.

No hay veredas
“Yo también voy a tocar dos o tres temitas”, anunció enseguida la edil Teresa Rivero. Acto seguido planteó la necesidad de veredas que tiene un antiguo barrio de Maldonado no muy lejano al centro de la ciudad.
“Días pasados hemos recibido algunos planteos de varios vecinos del barrio Lavalleja que tienen sus casas ubicadas en las calles Rincón, San Carlos y Román Guerra hasta Mariano Soler, que es al final, reclamando la falta de veredas, ya que tienen que circular por la calle y la verdad es que el tránsito está imposible”, indicó. “Estas veredas tienen árboles, garages y gente haciendo leña, lo cual hace imposible transitar por las mismas, siendo que el peatón tiene derecho a circular por ellas libremente, según el Decreto Nº 3.718, para no obstaculizar el tránsito, principalmente por la calle Román Guerra, que es una calle de gran circulación de vehículos”, señaló.
La edil también solicitó, además, “a quien corresponda que los cuidacoches tengan un registro en la Intendencia de Maldonado y en la Jefatura Departamental, que estén identificados como corresponde, con sus debidos chalecos, en toda la ciudad de Maldonado”. Según afirmó “se hace imposible ir al centro o aledaños porque se te presentan personas con un chaleco flúo de tránsito haciéndose pasar por cuidacoches y si no les das dinero te dicen cualquier cosa; a veces cuando vas a estacionar no hay ninguno y cuando te vas, aparecen de la nada. Nos gustaría que saliera el proyecto de decreto que se presenta en el Expediente Nº 113/17, que en este momento se encuentra en Legislación”, señaló.
Por último, Rivero solicitó “nuevamente”, que se instale “una garita para la parada de ómnibus de la esquina de Román Guerra y Mariano Soler; en la esquina de la Plaza de la Cruz. Es imposible esperar el ómnibus allí cuando hay lluvia y frío”, concluyó.