Detectaron primer caso de sarampión importado en Uruguay después de 20 años

El ministro de Salud, Jorge Basso, informó que se registró el primer caso importado de sarampión diagnosticado en el país desde 1999, en una mujer uruguaya que se trasladó en barco desde Buenos Aires a Montevideo, quien se encuentra en buenas condiciones sanitarias. “No es una situación de alarma sino de información”, aseguró, e instó a las personas menores de 52 años a vacunarse en caso de no haber adquirido la doble dosis.
Basso recordó que el primer caso detectado correspondía a un ciudadano extranjero que había llegado a Uruguay el 17 de marzo por vía marítima desde Buenos Aires a Montevideo y que fue diagnosticado en la capital argentina. Ante el alerta emitida por las autoridades del vecino país, el centro de vigilancia del Ministerio de Salud Pública (MSP) inició el trabajo para comunicarse con cada uno de los 26 países de las más de 1.000 personas que viajaban en el barco.
“Se identificó a 90 uruguayos de los cuales se logró contactar a 75, a través de un trabajo muy articulado con Migraciones, que nos permitió a través de los sistemas informáticos del ministerio, identificar a qué prestador de salud estaban vinculados”, precisó el ministro, en conferencia de prensa, este jueves 4.
Esas acciones permitieron detectar el caso de una mujer uruguaya que había viajado en el barco con los síntomas relacionados al virus del sarampión. Basso dijo que la paciente no recuerda haber completado las dos dosis contra esa enfermedad y que permanece internada por control pero no existe riesgo sanitario.

A vacunarse
“No es una situación de alarma, sino de información. Se trata de que las personas sepan que el virus del sarampión está circulando en el continente, en la región. Muchos uruguayos viajan a estos países y si no están protegidos con sus dos dosis de vacunas y tienen menos de 52 años, tienen que completarla”, en alguno de los 400 puestos de vacunación habilitados, indicó.
En referencia a los síntomas, el ministro explicó que el virus “tiene una etapa inicial muy inespecífica con un cuadro congestivo o gripal”. Agregó que cuatro días antes de que se presente la sintomatología más específica “la persona puede estar transmitiendo la enfermedad”.
Lucía Alonso, directora de Epidemiología, añadió que por el momento no hay más casos sospechosos “pero no sería llamativo que los hubiera en el futuro” por tratarse de una enfermedad altamente transmisible. “Estamos en alerta hasta que se complete el período de transmisibilidad que probablemente sea hasta el 27 de abril”, señaló.