DINARA estableció veda precautoria para corvina negra

Quedó prohibida su extracción, bajo cualquier modalidad, en todos los ríos y arroyos que desembocan en el Río de la Plata y el Océano Atlántico

La DINARA estableció, a través de la Resolución N° 361/022 una veda precautoria para la corvina negra (Pogonias cromis) mediante la que se prohíbe su extracción, bajo cualquier modalidad, en todos los ríos y arroyos que desembocan en el Río de la Plata y el Océano Atlántico. La resolución se tomó debido al ingreso extraordinario de ejemplares de esta especie en ríos y arroyos, y “ante la necesidad de asegurar la sustentabilidad del recurso para las futuras generaciones”. Esta medida regirá desde la fecha hasta el 15 de enero y las infracciones serán sancionadas de conformidad con la Ley Nº 19.175 de 20 de diciembre de 2013 y normas concordantes.
En la resolución, se destaca que se ha incrementado en forma significativa el esfuerzo pesquero sobre este recurso y que, en comparación a otros sciénidos de la región, la corvina negra es una especie longeva y de crecimiento lento con una tasa de mortalidad natural baja, lo que la hace particularmente susceptible a la pesca. Además, esta especie presenta una baja fecundidad relativa que implica una menor capacidad de reposición de biomasa. Todos estos factores hacen a esta especie más vulnerable al efecto que ocasiona un aumento en su captura.
La corvina negra habita aguas costeras, especialmente donde hay influencia de arroyos, ríos y lagunas, sobre fondos de arena y limo, formando cardúmenes para migrar a los fondos de puesta, fundamentalmente en los meses de octubre a diciembre y es necesario proteger sus ambientes de desove.