Director de Estancia VIK niega que el predio de Laguna de José Ignacio donde se realizan obras pertenezca a la empresa

Por su parte, el ministro de Ambiente, Adrián Peña, dijo que no está “claramente identificado en qué predios se estaban realizando las obras"

Al tiempo que el director de los establecimientos Vik para América Latina, el argentino Maximiliano Broquen dijo que las obras no se llevan adelante en el campo de la Estancia Vik, el ministerio de Ambiente notificó a los propietarios del predio en cuestión para que suspendan los trabajos bajo apercibimiento de iniciarles acciones judiciales.
Desde Milán, donde se encuentra de visita por razones empresariales Broquen dijo que las obras no se cumplen en el citado predio. “No es en la Estancia Vik donde se realizan esas obras”, afirmó Broquen. El ejecutivo reiteró que Bermick Sociedad Anónima es la propietaria de la estancia y no es propietaria del predio donde se ejecutan las obras de caminería.

Dudas
Y, aunque el expediente del ministerio de Ambiente del pasado 18 de marzo señalaba que en el padrón referido se emplazaba “el complejo turístico Estancia Posada VIK, cuya titularidad corresponde a Bermick SA”, en declaraciones brindadas este lunes al informativo Telemundo 12, el ministro de Ambiente, Adrián Peña, dijo que no está “claramente identificado en qué predios se estaban realizando las obras. En definitiva, no se trata de obras efectivamente en la Estancia (VIK) sino en predios linderos de personas vinculadas digamos en su propiedad a la Estancia. Entonces, tenemos que distinguir claramente quiénes son los propietarios. Eso lo hicimos recién en la jornada de hoy tuvimos con certeza claro el panorama. Tampoco tenemos noticias de cuál es el proyecto, no se nos informó de lo que allí se está haciendo. Por lo tanto, fue difícil la actuación para el Ministerio de Ambiente”, explicó Peña.
“El ministerio hizo lo que tenía que hacer y de forma rápida. Ordenó detener las obras cosa que no ocurrió por lo cual acabamos de firmar una nueva intimación para que se detengan las obras ya bajo apercibimiento de iniciar otro tipo de acciones”, dijo Peña.
“Hay que ver que afectación hubo, si la hubo y si es que la hubo hay que remediar esos daños de los cuales debería hacerse cargo la empresa. Lo importante es detener las obras como ya ordenó el Ministerio de Ambiente el 18 de marzo”, agregó.
Sobre la razón de la actuación ministerial en ese lugar, el ministro respondió: “Es una zona de humedales, cercana a la laguna de José Ignacio. Los humedales están protegidos por lo que establece el artículo 161º del Código de Aguas. Todo lo que allí se haga debe cuidarse”, agregó.