Dos helicópteros Sea Hawk aterrizarán este miércoles en el aeropuerto internacional de Laguna del Sauce

Pertenecen al ala embarcada del portaaviones George Washington que forma parte del despliegue de la Cuarta Flota de los Estados Unidos para llevar adelante los ejercicios “Southern Seas 2024”

Helicóptero Sea Hawk Foto: U.S. Navy by Mass Communication Specialist 3rd Class August Clawson

Dos helicópteros Sea Hawk del ala embarcada del portaaviones George Washington aterrizarán este miércoles en el aeropuerto internacional “Capitán de Corbeta Carlos Curbelo” de Laguna del Sauce. En la terminal esteña será abordados por una comitiva encabezada por el ministro de Defensa Nacional, Armando Irineo Castaingdebat e integrada por el comandante en jefe de la Armada Nacional, Jorge Wilson, entre otras autoridades civiles y militares. Las dos aeronaves con la comitiva a bordo partirán hacia el “Washington” que estará ejerciendo el derecho de paso inocente hacia el mar territorial argentino.
El grupo de batalla del portaaviones está integrado por el USS Porter de la clase Arleigh Burke y el USS John Lenthall, una nave de apoyo logístico.
El portaaviones forma parte del despliegue de la Cuarta Flota de los Estados Unidos para llevar adelante los ejercicios “Southern Seas 2024” con las marinas de guerra de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y Perú.
En el caso de nuestro país no habrá ningún tipo de ejercicio por no contar con unidades de superficie aéreas y de superficie acorde con la contraparte estadounidense. Apenas, una visita protocolar.

Amigos y socios
“Southern Seas 2024 brindará la oportunidad de mejorar la interoperabilidad y aumentar la competencia con las fuerzas marítimas de los países socios”, dijo el Contralmirante Jim Aiken, Comandante del Comando Sur de las Fuerzas Navales de EE. UU./Cuarta Flota de EE. UU. “Despliegues como el de Southern Seas fortalecen las asociaciones marítimas y generan confianza con nuestros socios en la región”.”Esperamos desarrollar la preparación y avanzar en la capacitación a medida que interactuamos con nuestros amigos y socios en América del Sur”, dijo el Contralmirante Robert Westendorff, Comandante del Grupo de Ataque de Portaaviones 10. “También esperamos visitar varios lugares espectaculares en América del Sur”. , ya que los marineros de la Marina de los EE. UU. no suelen ver esta parte del mundo”.

USS George Washington

USS George Washington. Foto: Jasmin L. Aquino)


El Portaaviones nuclear USS George Washington, CVN 73, es el sexto buque de la clase Nimitz. Fue construido en los astilleros Northrop Gruman y botado el 21 de julio de 1990. El 4 de julio de 1992 luego de las exigentes pruebas fue asignado a la Flota. Tiene 332 metros de eslora, 76 metros de manga y un calado de 11.3 metros. El buque gracias a su propulsión nuclear tiene una autonomía de veinte años y puede alcanzar una velocidad de treinta nudos. Su tripulación es de 3200 hombres. El personal del ala embarcada está compuesto por otros 2480 marinos. El buque tiene noventa aeronaves de todo tipo.
El componente aéreo, en inglés Carrier Air Wing está compuesto por cuatro escuadrones de caza o ataque con F18E Super Hornet o en algunos casos los modernos F35C Lightning II, otro escuadrón de guerra electrónica de EF18G Growler, otro escuadrón para alerta temprana más allá del horizonte de Grumman E2 Hawkeye además de los helicópteros SH60 Seahawk.

Accidente en 2001

Una aeronave Grumman C2 “Greyhound” del portaaviones Nimitz sufrió un percance cuando aterrizó a comienzos de octubre de 2001 con una delegación de autoridades civiles y militares uruguayas. El accidente ocurrió cuando el portaaviones navegaba a unas cien millas náuticas de la costa por el mar territorial uruguayo con destino al Atlántico Sur. En la aeronave viajaban el entonces subsecretario de Defensa Nacional, Daniel Yavarone, el comandante en jefe de la Armada, Carlos Gianni, el contraalmirante Tabaré Daners, la encargada de negocios de la embajada de los Estados Unidos de la época Marianne Myles, el senador Wilson Sanabria, el presidente de la Cámara de Diputados Gustavo Penadés y los representantes Glenda Rondán, Amorín Batlle y Beatriz Argimón.
El accidente sobrevino cuando la aeronave luego de tocar la cubierta y enganchar con el gancho trasero, llamado tailhook, se salió hacia un lado casi escorado por la borda del enorme portaaviones. Una de sus ruedas quedó suspendida en el aire. La tripulación de cubierta maniobró de forma rápida y segura sacando a la aeronave de su complicada situación.
En el momento del accidente, uno de los F18 de su ala embarcada se encontraba en modo de patrulla de combate. Al quedar la pista fuera de servicio el piloto de caza se dirigió a la Base Aeronaval Nº2 de Laguna del Sauce con sus misiles AIM 9 Sidewinder trincados uno debajo de cada ala.