Ante la suspensión de Festival del Dulce Corazón del Canto, el Espacio 738 del Frente Amplio propuso que la IDM, como principal sponsor del evento, destine parte del dinero ahorrado a las instituciones sociales, culturales, deportivas, que participan en cada edición del evento y que este año no serán beneficiadas.
La propuesta plantea una partida directa de 70,226 pesos uruguayos que les permita a estas 15 instituciones enfrentar con menos dificultades el año 2021 que, señalan los ediles, “estará marcado por las consecuencias económicas y sociales de la emergencia sanitaria”. La propuesta fue presentada al presidente de la Junta Departamental de Maldonado, edil José Luis Sánchez, para que éste la eleve al Ejecutivo Departamental.
“La no realización del acto artístico, cultural y social es por sí mismo un hecho muy negativo para la población, pero existen otras a lo largo de todo el año, particularmente la que motiva esta inquietud política: las dificultades extras que tendrán que afrontar para su acción permanente todas las organizaciones locales que además de apoyar el desarrollo del Festival obtienen de las ganancias que se producen en las ventas de los servicios, y una vez deducidos los costos, una suma en efectivo. Este ingreso económico que reciben las instituciones en cada edición del festival es muy importante para poder solventar sus actividades e infraestructura durante el año. Estas organizaciones, sociales, educativas, de fomento, tradicionalistas y deportivas son un pilar fundamental en el desarrollo cultural y social de nuestra comunidad y ciudad. Es por esto, que creemos oportuno proponer que parte del dinero que la Intendencia se ahorrará en la realización del festival, (artistas locales e internacionales, escenario, audio y luces, horas extra del personal, etc.) sea destinada a las instituciones de Pan de Azúcar que han trabajado en la plaza de comidas en la última edición del festival” informaron los ediles de la coalición de izquierdas.

Contenido publicitario