Edil Garlo denuncia mala administración y “números rojos” de la Intendencia

La comuna gasta U$S 800 mil en un “capricho”, el “Pueblo Gaucho” y deja sin empleo a trabajadores por falta de dinero, cuestionó el legislador frenteamplista

En una larga exposición que realizó el pasado martes en el legislativo comunal -parte de la cual ya ha sido divulgada en estas páginas- el edil frenteamplista Joaquín Garlo alertó sobre la situación económica de la IDM, cuyo déficit seguiría aumentando. Por lo demás, el legislador dio cuenta de contrataciones que, a su juicio, han sido irregulares y cuestionó varios otros aspectos de la administración comunal. En uno de los ítems abordados, el legislador denunció “la celebración de más de quince contrataciones directas ilegítimas, ilegales, que no se ajustan a los supuestos normativos de la excepción” y aseguró que hay “más de $400.000.000 que se han gastado de forma ilegítima por parte de la Intendencia del Partido Nacional. ¿Cuánto dinero se habría ahorrado el pueblo de Maldonado si se hubiesen realizado licitaciones públicas o se hubiesen utilizado mecanismos transparentes para la celebración de estas contrataciones? ¡Millones de pesos! ¡Millones de pesos se habrían ahorrado! Pues bien, se contrata a empresas en forma directa y se gastan más de $400.000.000 en esas contrataciones ilegítimas”, señaló.

Pueblo caro

El edil señaló que “ahora resulta que la Intendencia ha destinado casi U$S800.000 para la construcción de un Pueblo Gaucho; casi U$S1.000.000. En una resolución de Antía, en la que se reitera el gasto ante una observación del Tribunal de Cuentas de la República de la que hablaremos a continuación, se establece que el exclusivo autor intelectual del proyecto es Juan Carlos López ‒popularmente conocido como “Lopecito”‒, quien fuese contratado como cargo de confianza estricta del Intendente con el Grado 10”.

“Lo sorprendente de este proyecto no es solo el gasto de casi U$S1.000.000 por parte de la Administración, sino que además se le paga una colaboración a la Sociedad Criolla “El Ceibo” por recomendación del Director de Turismo ‒Luis Borsari‒, en actuaciones 11 y 12 del expediente, pero no está claro el porqué de esta colaboración económica que asciende a la suma de U$S50.000”, indicó. Garlo se preguntó “¿qué rol cumple o cumplirá la Sociedad Criolla ‘El Ceibo’?”, porque eso no se especifica en el expediente. “Se le pagaron U$S50.000, pero no se sabe para qué”, señaló. “Como mencionáramos, el TCR observó esta contratación de la Intendencia. El Tribunal estableció que tanto el gasto como la contratación de la empresa Conlar S.A. y de su representante, Rody Reimúndez, no se ajustan a la normativa vigente en materia de contratación pública. Por un lado, la contratación directa no se encuadra en los supuestos legales ‒por lo que constituye una nueva contratación ilegítima‒ y, por otro lado, se establece que Coinlar S.A. se encuentra inhibida de realizar la ejecución de la obra, ya que se había contratado anteriormente a su representante, el señor Reimundez, para asesorar y supervisar la implementación del proyecto”, dijo el edil. “En conclusión, este capricho del Pueblo Gaucho de algún director general de la Intendencia (…) es una pieza más de ese gran puzzle que constituye el despilfarro del Partido Nacional en Maldonado”.

Garlo estimó “paradójico escuchar al Intendente Antía y al presidenciable Lacalle Pou pedir austeridad y control sobre los dineros del Estado, y ver cómo en Maldonado el Partido Nacional ignora la austeridad, ignora el buen manejo de los dineros públicos e ignora los principios del buen gobierno, de la buena administración”.

“Si ganamos nosotros”

El edil también dijo haberse enterado de que algunas obras que estaban previstas para el Municipio de San Carlos “no se iban a poder hacer porque no hay recursos” y estimó que “esto es gravísimo”, cosa que fue desmentida por la alcaldesa carolina que aseguró días atrás que las obras del balneario Buenos Aires se llevarían a cabo como estaba estipulado. “¿Qué pasó con los $50.000.000 que estaban destinados para estas obras del Municipio de San Carlos? ¿Dónde está ese dinero? ¿A dónde fue a parar, al pago de los intereses de esas líneas de crédito que ha agotado la Intendencia Departamental para la compra de las plantitas que se ponen en los canteros, de ese Rubro “Otros”, que asciende a $400.000.000?”, se preguntó. También refirió una anécdota.

“Hace unos días dos altos cargos de la Intendencia Departamental se reunieron con delegados y trabajadores de algunas obras de viviendas en Maldonado. En esta reunión se les comunicó que en los próximos meses se iban a terminar algunos vínculos laborales, que algunos trabajadores quedarían desempleados y que otros pasarían a Seguro de paro. Estos dos funcionarios de confianza del Partido Nacional les dijeron a los trabajadores allí reunidos ‒textuales palabras‒: ‘Algunos van a ir al Seguro de paro, todos no van a quedar. Saben que en febrero tienen asegurado el comienzo de una obra, y si ganamos nosotros, los blancos, vamos a tener asegurados muchos años de trabajo’, refiriéndose al realojo del barrio Kennedy que, supuestamente, ya para el año próximo, debería estar concretado. Pues bien, lo van a patear para un próximo período de gobierno, aparentemente, si es que llegan, si es que ganan”, refirió. “Agregaban los funcionarios ‒textuales palabras‒: ‘El Intendente hoy nos decía que no hay plata. Llevar a cuarenta a la cuadrilla fue un milagro, no hay papel, no hay dinero, hablamos con los contadores y no hay plata. Dentro de la poca plata que hay, buscamos la mejor propuesta para ustedes’. Esto les decían dos cargos de confianza de la Intendencia a los trabajadores, algunos que van a quedar en la calle porque los contratos no se pueden mantener, porque la Intendencia está en números rojos”, señaló.

Tras relatar otros detalles del asunto, Garlo dijo que la IDM “dejará a una cantidad de trabajadores en la calle y a otro tanto en el Seguro de paro debido a que no tiene dinero para poder afrontar el pago de los haberes salariales. Aquel eslógan de campaña de ‘Vuelve Antía, vuelve el trabajo’ sigue siendo una gran mentira, una promesa politiquera de campaña electoral. El trabajo solo ha vuelto para los amigos y los correligionarios que siguen estando en los cargos de confianza, que le cuestan U$S2.000.000 anuales al pueblo de Maldonado”.

Experimentos

En otra parte de su exposición, Garlo dijo que “es verdaderamente hipócrita pedir austeridad, decir que se va a auditar al Estado, exigir que se termine el derroche cuando en los gobiernos departamentales del Partido Nacional se hace todo lo contrario. Maldonado viene siendo una especie de experimento de la oposición; acuerdos entre blancos y colorados, nepotismo, colocación a dedo de amigos y correligionarios, recortes en los derechos de los trabajadores, falta de transparencia, mala administración de los dineros públicos; eso es lo que le espera al Uruguay si triunfa el Partido Nacional en las próximas elecciones del mes de octubre y de noviembre”. “No nos vamos a cansar de investigar y de sacar a la luz todas estas situaciones que se mantienen ocultas por parte de la Intendencia Departamental. La realidad ‒como demostramos esta noche‒ es que la Intendencia está con números en rojo, no tiene disponibilidad presupuestal para afrontar sus responsabilidades, no tiene disponibilidad presupuestal para concretar las obras que estaban proyectadas, no tiene presupuesto para pagarle a los trabajadores”, indicó.

“Estamos preocupadísimos y pedimos explicaciones y que se nos asegure que, por lo menos, se va a llegar a pagar los sueldos de los trabajadores municipales en los próximos meses. El año pasado advertimos que esto iba a pasar y ahora también tenemos miedo de que en los próximos meses no se llegue a cumplir con las obligaciones del pago de los salarios de los trabajadores de la Intendencia Departamental”, dijo el edil sobre el fin de su alocución. Finalmente, solicitó que sus palabras fueran enviadas “al intendente Departamental, al Tribunal de Cuentas de la República, así como también al Director de Desarrollo Barrial y Salud, Alejandro Lussich; al Director de Vivienda, Fernando García Miranda y a la Comisión de Viviendas de la Junta Departamental”.

 

Antía y las dunas

Joaquín Garlo también recodó que la IDM es pasible de recibir una multa de $200.000 de la Dinama por debido a las obras realizadas en la Rambla de Punta Colorada y San Francisco. El intendente “pretendió responsabilizar al Municipio de Piriápolis por esta multa, cuando nada tuvo que ver el mismo en esas obras. La decisión de realizarlas, luego del temporal que azotó la zona, fue enteramente de la Intendencia. El Municipio venía trabajando junto a los vecinos y junto a la Directora Bethy Molina en un proyecto de trabajo sustentable, amigable con el medio ambiente. Pues bien, vino Antía y dijo: “De esto me encargo yo. De esto se encarga la Dirección General de Obras” e hizo un destrozo, con gravísimas consecuencias medioambientales que hoy el pueblo de Maldonado va a tener que pagar debido a la negligencia del Gobierno departamental. Y ni que hablar de las consecuencias graves que mencionábamos para el medio ambiente, que son irreparables”, señaló.

Según el edil “nada le importa al intendente la protección de la franja costera y eso ha quedado demostrado en las acciones que ha desarrollado la Intendencia sistemáticamente. Inclusive ha querido enchastrar al MPP diciendo que son los ‘amiguitos del Municipio’ los que van con el cuento a la DINAMA”. Sin embargo, “son los vecinos que denuncian, que denuncian las irregularidades, que denuncian los daños ambientales que la Intendencia está provocando en la franja costera del departamento”, afirmó.