Edila Sturla se preocupa por la aprobación en el parlamento de los proyectos de “Corresponsabilidad en la crianza” y “Tenencia compartida”

La legisladora del F.A. expuso sobre el tema en la última sesión de la Junta Departamental

La edila Melissa Sturla, representante de PAR Maldonado y el Espacio 1946, expuso en la última sesión de la Junta Departamental de Maldonado sobre los proyectos de “Corresponsabilidad en la crianza” elaborado por los senadores Sergio Abreu, Carmen Asiaín y Graciela Bianchi y “Tenencia compartida”, que lleva la firma de los senadores Guillermo Domenech, Raúl Lozano y Guido Manini Ríos. Ambos están en discusión en el Parlamento y a medida que el debate avanza han despertado tantas voces a favor como en contra.
Entre las voces en contra, hay varias organizaciones de la sociedad civil, así como el Frente Amplio que sostiene que “estos proyectos de ley atentan contra la integridad física y mental de niños, niñas y adolescentes porque tienen una fuerte visión adulto-céntrica que no contempla el contexto, el entorno de los niños y su opinión, en casos en los cuales sus padres y madres están en disputa y no logran los acuerdos de la tenencia”.
Al respecto, Sturla dijo que sería “una gran preocupación que estas leyes continuaran y fueran aprobadas, porque tendrían una connotación muy negativa hacia los niños, hacia su integridad física y mental. Estos cambios en la ley irían contra derechos que ya están legislados para los niños, niñas y adolescentes, como son el principio de autonomía progresiva, el derecho a ser oído y a la participación, que conforman el eje estructural de la Convención de los Derechos del Niño, que además establece que los niveles de comprensión de los niños no van ligados de manera uniforme a su edad biológica.”

Voluntades
Según Sturla, los proyectos de ley en debate son contrarios “no ponen a niñas, niños y adolescentes en el centro, sino que se obra en función del conflicto adulto ‒cuando los progenitores no logran acuerdos de tenencia‒, tomando el juez como primera medida la tenencia alternada entre sus padres, sin considerar la voluntad del niño o la niña ‒porque supone que esta puede haber sido influenciada por un adulto‒, ni tampoco considera los intereses ni las capacidades de los progenitores”. No se considera “la distancia que pueda existir entre los dos hogares entre los cuales se tendrá que repartir el niño o niña, ni la desvinculación de los centros de referencia que esto pueda suponer, por ejemplo: el barrio, la escuela o grupos de amigos”, dijo.
Por otra parte, la legisladora frenteamplista dijo que “frente a situaciones de denuncia por violencia se violan amparos que pueden exponer a los niños a agresiones y a abusos hasta que haya sentencia. Se afectan derechos sustantivos de vivir una vida libre de violencia, a ser respetados y tenidos en cuenta en todo lo que tenga que ver con su autonomía progresiva, proyecto de vida y desarrollo y se pierde de vista que los niños tienen derecho por el solo hecho de ser y no deben reducirse a una concepción de objeto de tenencia, ya que constituyen un fin en sí mismos como sujetos de derecho. Se pierde el interés superior del niño, que tiene que ver con el contexto y las circunstancias de cada niño o niña”.

Los proyectos Ambos proyectos establecen cambios en el artículo 34 del Código de la Niñez y la Adolescencia. Este artículo indica que “cuando los padres estén separados, se determinará de común acuerdo cómo se ejercerá la tenencia (artículo 177 del Código Civil)”y agrega que, “de no existir acuerdo de los padres, la tenencia la resolverá el Juez de Familia, dictando las medidas necesarias para su cumplimiento”.
El proyecto de “Corresponsabilidad en la crianza”, de los legisladores del Partido Nacional señala que “la responsabilidad en la crianza corresponde a ambos padres” y que la separación de estos “no influye en la titularidad, ni en el ejercicio de la patria potestad atribuida a cada uno de ellos”. “Cuando los padres estén separados o no vivan de consuno, se determinará de común acuerdo cómo se ejercerá la guarda material o tenencia o custodia, manteniendo ambos en todo momento la corresponsabilidad en la crianza”.
Mientras tanto, el proyecto presentado por Domenech, Lozano y Manini Ríos señala, entre otras cosas, que “cuando los padres estén separados, la tenencia será siempre compartida, tratando en la medida de lo posible que el niño/a pase la misma cantidad de tiempo con ambos padres”, y que, “de deducir oposiciones o mediar alguna situación de duda, la tenencia la resolverá el Juez de Familia, dictando las medidas necesarias para su cumplimiento”. En su exposición de motivos, los senadores señalan que el proyecto tiene la finalidad de atender la situación planteada con los padres, afectado en su rol al ser excluidos de la crianza de sus hijos, transformando al concepto de “patria potestad” para el referente paterno en un concepto vacío que no tiene efectos en la práctica y ponen de manifiesto que “más allá de las consideraciones que están en el Código de la Niñez y la Adolescencia, por la vía de los hechos, no se considera que en algunos casos sería más adecuado para los hijos quedar a cargo de sus padres varones”.