El BCU incrementa la tasa de interés en 125 puntos básicos hasta 8,5%

En la foto, de izquierda a derecha: Washington Ribeiro, Vicepresidente; Diego Labat, Presidente; Ignacio Berti, Director; Gerardo Licandro, Gerente de la Asesoría Económica; Débora Sztarcsevszky, Gerenta del Área Secretaría General; Leonardo Vicente, Gerente de Política Monetaria; Adolfo Sarmiento, Gerente de Política Económica y Mercados; y Juan Pedro Cantera, Superintendente de Servicios Financieros.​

Ante la consideración de la situación económica y en un contexto internacional de presiones inflacionarias, el Banco Central del Uruguay (BCU) decidió un incremento de la tasa de interés en 125 puntos básicos hasta 8,5%.  Según se informó, a nivel global, el conflicto Rusia-Ucrania ha profundizado las presiones inflacionarias con una significativa suba en el precio de los commodities, que constituyen un impacto adicional a la inflación mundial más alta de los últimos 40 años. La FED inició un ciclo al alza de su tasa referencial ante el persistente aumento de expectativas de inflación en 2022. En Uruguay, la economía se expandió 4,4% en comparación al año previo. A su vez, la tasa de empleo se mantiene relativamente estable en el nivel previo a la pandemia y la tasa de desempleo en niveles reducidos. La inflación aumentó a 9,38% interanual a marzo y las expectativas de los agentes continúan fuera del rango meta. La incertidumbre respecto a la duración del shock externo es importante. Las expectativas de los analistas y de los mercados financieros a 24 meses se ubican en torno a 7%, mientras que las expectativas de empresarios continúan en 8%.

Incremento

El Directorio del Banco Central del Uruguay, en reunión del Comité de Política Monetaria, evaluó el escenario macroeconómico internacional y local y decidió incrementar la tasa de política monetaria en 125 puntos básicos hasta 8,5%, por encima de lo anticipado en anteriores reuniones. Se anticipa un nuevo aumento de la tasa de interés en la próxima sesión de mayo y se espera que en las siguientes reuniones este proceso continúe, buscando el objetivo central de alinear las expectativas de inflación al rango meta. El Comité se mantiene haciendo un monitoreo permanente de las condiciones económicas ante la incertidumbre que pauta el escenario global.​