El FA pide urgente auditoría del TCR en las cuentas de la Intendencia

 

El Frente Amplio no votó este martes la anuencia solicitada por la comuna para aumentar su endeudamiento en 20 millones de dólares, porque llevaría el tope de la deuda “a más de 90 millones de dólares, cifra que es un récord histórico”, según señaló más tarde en un comunicado.
En su informe en minoría para negarse a votar la adecuación presupuestal, los ediles del Frente Amplio afirmaron que “si se vota esta anuencia, la capacidad de endeudamiento de la Intendencia al 31 de Diciembre superará los 3.057 millones de pesos (más de 90 millones de dólares), y el gobierno se prepara –peligrosamente-, para utilizarla en su totalidad”.
“Seguimos reclamando el cambio de este modelo que lleva inevitablemente al aumento del endeudamiento; seguimos reclamando el abatimiento de los gastos en cargos de confianza, en designaciones directas del Intendente, en pago de tareas distintas al cargo a quienes siguen realizando la misma tarea, en ascensos y cargos a los amigos del comité político propio y de sus socios de gobierno blancos y concertantes, seguimos reclamando el abatimiento de los gastos irracionales –entre ellos los gastos de publicidad que fueron más de 43 millones en el 2017 a valores actualizados-, y la disminución del pago de intereses (para lo cual hay que parar la espiral del endeudamiento)”, dijo la fuerza política.
A juicio de la bancada opositora, “esta actitud del gobierno del Partido Nacional es absolutamente irresponsable, y muestra una ineficiencia mayúscula, una falta de seriedad absolutamente insólita, un total desprecio por la información que la Junta debe tener a la hora de tratar un asunto de la seriedad del presente, y evidencia por otra parte una intención de elevar el déficit de la Intendencia a más de 90 millones de dólares en un momento en que todas las circunstancias regionales recomiendan prudencia”.

Sorpresa
En la misma sesión, y con la firma de los 11 ediles de la bancada, el Frente Amplio, solicitó la intervención del Tribunal de Cuentas de la República al amparo del art. 273 inc. 4º, “para realizar una auditoría económico-financiera de la Intendencia a los efectos de establecer los datos detallados de ingresos, egresos, Estado de Resultados del Ejercicio y Estado de Situación al cierre del 31 de octubre de 2018 y su proyección al 31 de diciembre de 2018”.
La bancada frenteamplista se preguntó “si efectivamente piensan cumplir con esas metas de déficit (leve aumento en los primeros dos años y leve descenso en el acumulado del quinquenio), ¿para qué necesitan aumentar tanto los topes de endeudamiento autorizado y llevarlos a fines del 2016 a 70,5 millones de dólares, equivalentes en esa fecha a más de 2.091 millones de pesos, cifra claramente muy superior a las metas declaradas de déficit acumulado para 2016 y 2017? La respuesta, pura y dura, llegó con los datos de las Rendiciones de Cuentas de los ejercicios 2016 y 2017”, indicó.
En su informe en minoría, la fuerza sostuvo que “la falta de la información detallada” sobre el ejercicio 2018 “impide avanzar en una consideración más profunda”. “Pero se debe tener presente la magnitud de las cifras de sobreestimación de ingresos que hemos señalado respecto a la recaudación actualizada de 2017, que aunque no se efectivicen en su totalidad apuntan a reducir a casi nada el superávit que se declara para el trienio, a eliminarlo totalmente e incluso a agravar el déficit que cerró el 2017 cuando lleguemos a fines de 2020, según sea la magnitud del apartamiento final con la realidad de la ejecución. Y conste que por el momento solo hemos analizado la sobre estimación de la recaudación.

Del “agujero negro” al “agujero blanco”

El edil frenteamplista Andrés de León dijo ayer a FM Gente que hay mucha preocupación por la situación económica de la Intendencia de Maldonado y que fue por ello que se pidió la intervención del TCR. A su juicio, la deuda comunal está llegando a su límite.“Tenemos derecho a saber el tamaño del agujero blanco”, ironizó.
“Creemos que tenemos en el derecho y la responsabilidad de que el gobierno del Partido Nacional nos dé los números que los compañeros que integran la Comisión de Presupuesto están reclamando desde hace tiempo. Esos números tenían que haber venido antes del tratamiento de la Adecuación Presupuestal, antes del préstamo”, señaló. “Hay 74 millones de dólares de déficit… Eso lo dijo el Tribunal de Cuentas. En tres años se aumentó 20 y pico de millones de dólares el déficit que había quedado de la administración pasada. Pero aparte de eso, con lo de anoche, ya llevan pedido una línea de crédito de 90 millones de dólares con las instituciones bancarias”, indicó.
“Pasaron tres años hablando del ‘agujero negro’ que había dejado el FA. Nosotros tenemos derecho a saber el tamaño del ‘agujero blanco’ que está dejando el Partido Nacional y cuál es la situación en la que van a dejar la Intendencia”.
“Y no todo tiene la culpa el Frente Amplio. Es hora que se hagan responsables de un montón de cosas… Y en determinadas cosas, creo que no están gastando bien. Para poder hablar en serio de todos estos temas es que estamos pidiendo la información. Lamentablemente, el Partido Nacional ayer ni siquiera nos habilitó el tratamiento del tema. Lo postergaron una semana más”, ya que no se habilitó el tratamiento de “urgencia” y el asunto se va a abordar en la próxima sesión de la Junta Departamental, informó.
“Estamos realmente preocupados, porque los números no dan. Por algo pidieron este préstamo anoche. Me parece que el ‘pedaleo’ que está haciendo el Partido Nacional va a poner a la Intendencia en una situación bastante complicada”, señaló.
Además de este préstamo de 20 millones de dólares, la IDM está pidiendo un fondo de unos 35 millones de dólares en un fideicomiso, “para tener oxígeno”, dijo el edil.