Desde el próximo lunes, 1º de julio, entrará en vigor la ley que limita el uso de bolsas de plástico, que hasta ahora se ha aplicado parcialmente en algunos comercios. Ahora sí será obligatorio para los comercios ofrecer solo bolsas biodegradables y cobrar un mínimo de $ 4 por ellas. Desde que la medida empezó a aplicarse, en los supermercados locales el uso de bolsas plásticas se ha reducido en un 90%, informaron operadores a Correo de Punta del Este. “Más o menos, solo uno de cada diez clientes pide bolsa”, dijeron las cajeras consultadas. También en panaderías, farmacias y otros negocios se aprecia que mucha gente se lleva los productos en la mano o en un bolso propio, por lo que se supone que todo mejorará desde este lunes,
La norma abarca también abarca a ferreterías, farmacias, ferias, tiendas de ropa, jugueterías, casas de repuestos de vehículos, almacenes, librerías y free shops, entre otros.
Además de las populares bolsas tipo “camiseta”, desde el lunes próximo tampoco se podrán entregar bolsas de nylon pequeñas (de un tamaño inferior a los 50 x 40 centímetros). Esas son las de uso corriente en las farmacias, por ejemplo, Tampoco se podrán utilizar los envoltorios plásticos para distribuir las facturas de la UTE u otros servicios públicos o vender periódicos, revistas u otras publicaciones. Solo se admiten excepciones en “condiciones de humedad excepcionales”, como los días de lluvia.

Compostables
El diario El País, informó ayer que este martes, en la Cámara Nacional de Comercio y Servicios, se presentó un informe sobre la reglamentación de bolsas plásticas. Allí se aclaró que los comercios solo podrán entregar bolsas compostables o recicladas con las inscripciones que prevé la ley (estampadas por los fabricantes o importadores registrados). Podrán incluir publicidad si así lo decide el comerciante y deberán tener una resistencia mínima de 6 kilos.
Quedarán permitidas por exclusión: las que vienen en rollos de nylon y se encuentran por ejemplo en los sectores de venta de frutas y verduras, y las que vienen como envases de origen en las hamburguesas industriales. También las del pescado, carnes y similares y las de productos que deben ser fraccionados por razones de higiene.
A su vez, hay bolsas a las que no alcanza la norma, como las de basura y las que vienen en rollo o dispositivos para juntar la materia de las mascotas.

Zona indefinida
Los comercios deberán tener desde la semana próxima un sistema de recepción y “gestión responsable” de bolsas usadas. La ley también obliga al privado a “realizar un plan de concientización y difusión” con criterios del Ministerio de Medio Ambiente.
De forma gratuita, también podrán dar a sus clientes bolsas fabricadas con papel, cajas de cartón, otros empaques reutilizables y las típicas “chismosas”.
El informe sobre la Ley de Bolsas Plásticas fue realizado por especialistas jurídicos y técnicos, y busca sensibilizar y capacitar a los empresarios y trabajadores en la nueva normativa (Ley 19.655). Fue presentado por la ingeniera ambiental Mariana Robano y por Anabela Aldaz, del estudio Guyer & Regules.
Las expertas coincidieron en señalar que la ley tiene zonas grises, que serán difíciles de adaptar o controlar. Como por ejemplo la fiscalización de la venta de diarios en bolsas de nylon los “días de lluvia o alta humedad”, o la comercialización de productos de ferretería como clavos o tornillos, que ya no podrán entregarse en pequeñas bolsas de nylon.
A su juicio, la ley es solo “un primer paso” adoptado por disminuir la contaminación, porque dentro de las bolsas biodegradables los clientes llevan habitualmente otros objetos de plástico, nylon y espuma plast.

Con multa
La ley establece importantes sanciones para quien entregue bolsas que no sean compostables o no cumplan con los requisitos de tamaño, espesor o resistencia.
También para quienes no cobren un mínimo de $ 4.
Para las infracciones consideradas leves, las multas van desde las 10 UR ($ 11.670) a las 500 UR ($ 583.500). Por la reiteración de infracciones consideradas leves o por la primera infracción grave, hay un piso de 50 UR ($ 58.350) y un techo de 5.000 UR ($ 5.835.000).
En tanto, por la segunda y subsiguientes infracciones consideradas graves, la multa va de las 250 UR ($ 291.750) a las 10.000 UR ($ 11.670.000).

Contenido publicitario