Emergencia en los juzgados

Hubo cataratas de agua en las escaleras del edificio San Lázaro

La rotura de una cañería que bajaba del tanque de agua del edificio San Lázaro volcó enormes cantidades de agua que se precipitaron hacia abajo por las escaleras y alcanzaron todos los pisos de la edificación. Allí funcionan numerosos juzgados civiles y de Familia cuyos funcionarios sufrieron las consecuencias de la inundación, aunque por fortuna no fue afectado ningún expediente y tampoco los archivos de protocolos, que se encuentran en una habitación de la planta baja.

Correo de Punta del Este acudió al lugar unos 20 minutos después de que se produjera la rotura y constató que todavía fluía algo de agua. En el lugar había media docena de bomberos que intentaban arreglar el problema. Los tanques que se encuentran sobre los edificios tienen una bomba que les lleva agua desde abajo cuando un flotador les indica que se están quedando vacíos, por lo que la solución era detener ese flujo. A causa de la feria judicial menor no había casi público en los juzgados.