Empresa australiana construirá el mayor catamarán del mundo a pedido de Buquebús

La nueva nave, de la que aún no se conoce nombre, tendrá una capacidad de 2100 pasajeros y 220 vehículos

Juan Carlos López Mena se tiene mucha fe a pesar de la grave situación social, económica y política que sacude a la República Argentina. El descalabro económico provocado por el gobierno del presidente Alberto Fernández afecta, sobre todo, a los más pobres y a la casi inexistente clase media argentina. Entre éstos últimos se encuentran algunos, cada vez menos, demandantes de la oferta turística de Punta del Este.
A pesar de este complejo panorama, el propietario de la firma Buquebús sigue adelante con su empresa adquiriendo nuevas tecnología y embarcaciones de mayor porte.
Según una nota del portal Puente de Mando, el propietario de Buquebús firmó con la empresa australiana Incat Tasmania Pty Ltd un contrato para la construcción del HSC más grande del mundo. El HSC – acrónimo de High Speed Craft- que se realizará a pedido de la empresa de Juan Carlos López Mena tendrá una eslora de 129 metros, 32,40 metros de manga y 2,50 metros de calado. El nuevo catamarán, todavía no se le conoce su nombre, será el más grande del mundo con una capacidad para 2100 pasajeros y 220 vehículos. Para tener una idea el buque Papa Francisco tiene capacidad para 1000 pasajeros y 150 vehículos. Su planta de poder será de cuatro motores duales con igual cantidad de wáter jets de última generación, según indicó el citado portal.

El más grande
El diseño establece un registro bruto de 13 mil toneladas y un peso muerto, en lastre, de 661 toneladas. A plena potencia sus cuatro motores permitirán alcanzar una velocidad máxima de 37,5 nudos, es decir, unos 70 kms/hora. El nuevo catamarán cubrirá la ruta Montevideo – Buenos Aires. Entre los servicios a sus pasajeros se encuentra una tienda libre de impuestos de tres mil metros cuadrados de superficie. Con el nuevo catamarán serán seis los buques construidos por la firma australiana a pedido de la empresa liderada por Juan Carlos López Mena.
El buque terminado será el transbordador de aluminio más grande jamás construido y el noveno buque para el valioso cliente sudamericano de Incat.
Se está trabajando en el diseño y la ingeniería, la construcción física comenzará tan pronto como el cliente complete y apruebe los planos de diseño detallados.
El barco de 130 metros estará propulsado por cuatro motores de combustible dual que quemarán GNL ecológico mientras esté en servicio entre Argentina y Uruguay.
“El astillero Incat actualmente tiene pedidos confirmados que cubren los próximos cuatro años con altas expectativas de otros pedidos de buques grandes. La fuerza laboral que ahora suma más de 600 se ampliará para facilitar la construcción de los nuevos buques en la muy saludable cartera de pedidos de Incat”, informó la empresa australiana.

Fuente: www.puentedemando.com

1 COMENTARIO

  1. algún día Punta del Este tendrá su merecido puerto para que esta embarcaciones puedan atracar aquí.-???

Comments are closed.