En 2021 se registraron en todo el país 74 embarazos en niñas menores de quince años

37 cursaron su maternidad y 37 recurrieron al procedimiento de interrupción voluntaria del embarazo

Convocada por ASSE, se llevó a cabo una actividad interinstitucional destinada a abordar el tema de niñas y adolescentes menores de 15 años en situación de embarazo. Participaron del encuentro, que contó con el apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), autoridades del INAU, MIDES y CODICEN. Se destacó la importancia del trabajo interinstitucional para abordar esta compleja temática que afecta anualmente a unas 100 niñas, de las cuales el 85% son usuarias del prestador público de salud. Es primordial tener en cuenta que el embarazo en niñas y adolescentes menores de 15 años se vincula con situaciones de alta vulneración de derechos incluyendo violencia y abuso sexual.
El presidente de ASSE, Leonardo Cipriani, subrayó el trabajo que se viene realizando desde las Dirección de Salud de Niñez y Adolescencia, el Área de Salud Sexual y Reproductiva y la Unidad de Violencia Basada en Género y Generaciones.
En ese sentido, expresó que se profundiza una política de Estado que comenzó en 2016., con la Implementación del Dispositivo de Notificación y Atención a Situaciones de Embarazo Infantil de ASSE.
El actual dispositivo de atención y notificación de ASSE tiene como antecedente principal al Mapa de ruta para la atención de niñas y adolescentes menores de 15 años en situación de embarazo, un documento elaborado entre 2017 y 2018 a partir de la Estrategia Intersectorial de Prevención del Embarazo No Intencional en Adolescentes, creada en 2016 por diversas instituciones gubernamentales, organizaciones de la sociedad civil y de cooperación internacional e instituciones académicas.

Prevenir
En ese sentido, el Dispositivo de Notificación, que es voluntario -pero con el cual los equipos de ASSE han demostrado un importante compromiso- se viene trabajando a nivel de todo el país y permite la realización de un seguimiento de los casos. No obstante ello, Cipriani afirmó que el gran debe es la prevención.
Mónica Gorgoroso y Magdalena Álvarez, del Área de Salud Sexual y Reproductiva y de Salud de Niñez y Adolescencia, respectivamente, señalaron que en 2021, hubo 74 casos de menores de 15 años embarazadas, de las cuales 37 cursaron su maternidad y 37 recurrieron al procedimiento de interrupción voluntaria del embarazo (IVE). En lo que va de 2022, se han cursado 24 embarazos y se han producido 38 IVE.
De esas niñas y adolescentes menores de 15 años, el 80% ha realizado consultas médicas (de cualquier índole), el 24% son atendidas por temas de salud mental, el 8% ha tenido intentos de autoeliminación y el 5% por el uso problemático de sustancias.
Asimismo, el 50% presenta antecedentes de violencia, incluido el abuso sexual. En un 24%, de los casos, ella o su familia tienen un problema de judicialización y un 30% ha estado en protección del Estado.
Tanto la directora del Programa Adolescencia del INAU, Prof. Mag. Alicia Trillo, la directora de DDHH y de Relaciones Internacionales y Cooperación del CODICEN. Lic. Maestra Gloria Canclini, y la secretaria general del MIDES, Karina Godoy, remarcaron la importancia de reforzar el trabajo interinstitucional, aportando cada organismo desde sus fortalezas y los trabajos que ya se vienen realizando en territorio.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre