Endurecen pena impuesta al conductor que en 2021 atropelló y mató a dos adolescentes en la ruta 39

“Es un fallo contundente, un mensaje muy poderoso”, dijo a Correo de Punta del Este el penalista Rafael Silva, asesor legal de los familiares de las víctimas de este caso

Un tribunal de alzada revocó la pena impuesta en primera instancia y lo condenó a cinco años de penitenciaría

El tribunal de apelaciones de 3º turno revocó el pasado lunes 31 de julio la condena aplicada en primera instancia de tres años de penitenciaria –con apenas dieciséis meses de prisión efectiva y el resto con arresto domiciliario- al conductor Tomás Agustín García Acuña quien alcoholizado y conduciendo a muy alta velocidad en la madrugada del domingo 31 de octubre de 2021 atropelló y mató a dos adolescentes que cruzaban la ex ruta 39 a la altura del barrio Hipódromo de Maldonado.
El tribunal de alzada, al expedirse sobre el recurso presentado por la fiscalía, revocó la pena impuesta en primera instancia y condenó a García Acuña a la pena de cinco años de penitenciaría.
En el mismo fallo los ministros revocaron el régimen de libertad a prueba que gozaba García Acuña y en su lugar dispusieron que la pena de cinco años de penitenciaría impuesta sea de cumplimiento efectivo en un establecimiento carcelario.
“Es un fallo contundente, un mensaje muy poderoso”, dijo a Correo de Punta del Este el penalista Rafael Silva, asesor legal de los familiares de las víctimas de este caso.
Por lo pronto, una vez notificado el fallo en segunda instancia García Acuña deberá presentarse en un establecimiento carcelario para cumplir con el resto de la pena impuesta por el tribunal de apelaciones.

Mixta
Tomás Agustín García Acuña fue condenado en fallo de la entonces jueza penal de 11º turno de Maldonado, Ana María Guzmán, del 6 de diciembre de 2022 por la comisión de un delito de homicidio culpable con resultado de muertes en reiteración real con un delito de omisión de asistencia. En esa ocasión, García Acuña fue condenado como autor penalmente responsable de un delito de homicidio culpable complejo -con el resultado de dos muertes-, en reiteración real con un delito de Omisión de asistencia, a la pena de tres años de penitenciaría; pena que se cumpliría en forma mixta: un año y cuatro meses en prisión efectiva, con descuento de la detención y medidas cautelares cumplidas y, el saldo, en régimen de libertad a prueba bajo las siguientes condiciones: residir en un lugar determinado donde sea posible la supervisión por la OSLA; sujetarse a la orientación y vigilancia de la referida Oficina; presentarse una vez por semana en la Seccional Policial correspondiente al domicilio fijado; cumplir tareas comunitarias dos horas una vez por semana; y abstenerse de conducir vehículos motorizados.
Apelación
El ministerio público interpuso un recurso de apelación al sentirse agraviado por el monto de la pena impuesta al conductor por entender que la misma resultó “benévola” si se toma en cuenta la gravedad de los delitos imputaos. La defensa, por su parte, entendió que el monto de la pena impuesta a su cliente es una tarea discrecional del juez.

Tribunal
“Los integrantes del Tribunal son contestes en considerar que la pena impuesta en la sentencia de primera instancia abatió en exceso la pena oportunamente requerida por la Fiscalía.
Para fundar tal parecer, habrá de concederse relevancia a la particular gravedad del evento: García Acuña conduciendo alcoholizado y a mayor velocidad que la permitida reglamentariamente, embistió a dos adolescentes -con el posterior resultado muerte de ambos-, continuando su marcha sin prestarles asistencia. Nótese que el Homicidio culposo con el resultado de muertes plurales (inciso segundo del art. 314 del C. Penal), justifica, de no mediar circunstancias excepcionales, la pena máxima de ocho años; debiendo considerarse que, además del referido delito, al acusado se le imputó un delito de Omisión de asistencia”; sostiene el fallo.