Escuela uruguaya “Artigas” en Asunción del Paraguay celebró su centenario

Inaugurada el 28 de abril de 1924, en Paraguay, en el mismo predio donde José Gervasio Artigas vivió sus últimos días, la escuela es, actualmente, la única del sistema educativo uruguayo que funciona fuera de fronteras

A 100 años de su fundación, la escuela pública Artigas sigue el modelo pedagógico uruguayo y procesa la transformación educativa, pese a funcionar en Asunción, la capital de Paraguay. Ubicada en el predio donde el prócer oriental vivió sus últimos días, es modelo formativo en ese país y un centro que se guía por los preceptos varelianos como todas las que se ubican en el territorio nacional: es laica, gratuita y obligatoria.
La institución se encuentra en el barrio Santísima Trinidad, una de las zonas históricas de Asunción. El centro cuenta con seis grupos, de primero a sexto año, y dos de educación inicial correspondientes a los niveles 4 y 5. Allí trabajan ocho maestras y una directora. Todas ellas son uruguayas y accedieron a los cargos a través de un llamado. Al igual que en los centros ubicados en el territorio nacional, la inspección técnica de Primaria ejerce su supervisión. Además, cuenta con profesores de guaraní y educación física.
Los niños aprenden como segundo idioma el guaraní, pero también estudian inglés, a través del Plan Ceibal. En la enseñanza de otras áreas, como matemáticas, sí hay contenidos de la currícula paraguaya que no están previstos en la uruguaya.

Celebración
Este domingo se realizó el acto conmemorativo del centenario, con la presencia del ministro de Educación y Cultura, Pablo da Silveira; la presidenta de la Administración Nacional de Educación Pública, Virginia Cáceres, y la titular de la Dirección General de Educación Inicial y Primaria, Olga de las Heras, entre otras autoridades.
“Es una escuela pública uruguaya, como si la hubiésemos sacado de Uruguay y la hubiéramos puesto en Paraguay”, explicó Da Silveira. Las maestras son uruguayas y los programas también. Inclusive, los alumnos usan túnica y moña, algo que no se acostumbra en ese país, ilustró.
De la celebración participaron, además de las autoridades, alumnos, docentes, exalumnos y delegaciones que se trasladaron desde Uruguay. En la oportunidad, el Solar de Artigas fue declarado como Patrimonio Cultural del Mercosur. Asimismo, el Gobierno uruguayo entregó unas 20 computadoras de Ceibal. También se realizó un reconocimiento a dos funcionarias que cumplieron 40 años de trabajo en la escuela. Uno de los galardones estuvo dirigido a un grupo de jinetes que realizaron una travesía a caballo desde Uruguay, similar a la realizada por Artigas, que les supuso un mes de viaje y unos 1.200 kilómetros recorridos. Los aparceros hicieron llegar mensajes de niños uruguayos a sus pares paraguayos.