Este martes se entrega la primera unidad del complejo “Torre Trump”

“Será un día muy importante para todos nosotros. Una fecha que no olvidaremos nunca”, dijo a Correo de Punta del Este Jorge Garber, presidente del consorcio de copropietarios del edificio

Un hecho de singular importancia ocurrirá mañana martes 2 de agosto cuando el ingeniero Jorge Garber entregue la primera unidad del complejo “Torre Trump” de Punta del Este.
“Será un día muy importante para todos nosotros. Una fecha que no olvidaremos nunca”, dijo a Correo de Punta del Este Jorge Garber, presidente del consorcio de copropietarios del edificio. Garber se encontraba ayer domingo en su lugar de residencia en la ciudad de Tucumán ultimando los detalles de su viaje a Punta del Este de este lunes.
“A primera hora de este martes estaré en el edificio para entregar la primera unidad que nuestros amigos con su esfuerzo lograron terminar”, afirmó.
De ahora en más se entregará una unidad del primer piso por día. Luego el resto de las unidades se irán entregando día a día hasta llegar al total. Hasta el momento fueron colocadas el 80 por ciento de las 160 unidades que forman parte de la Torre Trump.

Para más adelante
Una segunda etapa quedará para los próximos meses. Se trata de los doce mil metros cuadrados de amenidades para brindar servicios de todo tipo a los propietarios. “No hay una torre igual en toda América del Sur con semejante cantidad de metros cuadrados de amenidades. Esos metros cuadrados de amenidades equivalen a una torre de grandes dimensiones”, explicó Garber quien adelantó que el próximo 15 de setiembre quedará inaugurado el lobby del edificio en un acto al que serán invitados autoridades nacionales y locales.
El precio del metro cuadrado ronda los cinco mil y los seis mil dólares lo que implica que las unidades aún en venta, unas veinte, cuestan a partir de los 1:800.000 dólares por departamento.
Una vez culminado el proceso de construcción y con las amenidades en servicio, la torre Trump generará más de cien puestos de trabajo durante todo el año y una millonaria suma de pago de impuestos nacionales y locales.

Antecedentes
Garber junto a otros copropietarios asumieron la tarea de terminar la torre Trump cuyo lanzamiento ocurrió en el verano del 2013 con la presencia de Ivanka y Eric Trump, dos de los hijos del multimillonario Donald Trump quien un par de años más tarde se convirtió en el cuadragésimo quinto presidente de los Estados Unidos.
Garber junto al empresario local Rolando Rozemblum lideraron a los promitentes compradores que desde el año 2013 comenzaron a entregar el dinero para adquirir una de las 160 unidades de este complejo ubicado en el fraccionamiento Lobos de Punta del Este.
La propuesta, en principio, corrió por cuenta de los accionistas de la firma Faroy Sociedad Anónima, los inversionistas Felipe Yaryura y Yaryura fue un amigo muy cercano a Donald Trump y se dice que fue quien lo animó a postularse como presidente de los Estados Unidos. Gracias a esa amistad el complejo se hizo del apellido Trump. Yaryura falleció en el año 2018. En tanto, su socio no pudo enderezar el rumbo del negocio lo que impactó en las obras del mismo complejo a tal extremo que poco después fueron suspendidas.
En medio de la zozobra, un grupo de promitentes compradores comenzó a gestar un fideicomiso a los efectos de retomar la construcción. Unos meses después el fideicomiso tomó forma y se hizo cargo de finalizar las obras dejando de lado a la empresa Faroy SA. Una de las primeras medidas fue la de deshacer la operación de compraventa del esqueleto del ex hotel “El Campanario” de la esquina de las avenidas Orlando Pedragosa Sierra y Alonsopérez de Punta del Este. El negocio consistió en el pago del hotel con metros cuadrados de la torre Trump. “Logramos dejar de lado ese negocio. Necesitamos esos metros cuadrados para hacer frente al capital necesario para finalizar la torre”, explicó Gaber en aquel momento.

NOTAS RELACIONADAS

Torre Trump: trabajan para finalizar apartamentos modelo de cara a la próxima temporada

Se retoman las obras en la Torre Trump

Hay un preacuerdo para que las obras de la torre Trump se retomen en agosto próximo

Se paró el trabajo en la Torre Trump y hubo despidos por tiempo indeterminado