Falsa alarma en cerro Pan de Azúcar

interbalnearia

 

Un guardia de seguridad que cumple tareas de vigilancia en el cerro Pan de Azúcar avistó ayer un hombre de 70 años que trepaba cargando una cuerda e interpretó que intentaría quitarse la vida. Dada la situación, dio el alerta inmediato y pronto se desarrolló un amplio operativo de seguridad para encontrar y salvar al septuagenario.

En realidad, el turista, oriundo de Wisconsin, había ido a la zona para hacer “rapel”, es decir, descender con la ayuda de cuerdas desde la cima del cerro, según fuentes policiales a FM Gente.
Finalmente, todo fue aclarado pero el hombre fue trasladado a la seccional 11ma. de Piriápolis donde se le tomó declaración sobre lo ocurrido. El turista aseguró que aspiraba a incentivar el rapel en esa zona.

“El rapel, también conocido como rápel (con tilde en la A), es una técnica que permite descender por una pared vertical. A través de un arnés, una soga y un descensor, la persona puede bajar de un modo seguro, logrando sortear un precipicio con relativa facilidad”, se lee en Internet.