Fernandina radicada en España denunció el robo de todos sus documentos a su llegada al aeropuerto de Carrasco

Julia Moltedo regresó en abril pasado desde Madrid en uno de los vuelos de repatriados; allí un desconocido le robó la riñonera con todos sus documentos, dinero y tarjetas

Julia Moltedo reside desde hace unos veinte años en España. En ese país europeo, logró descollar en la actividad del fitness, el asesoramiento nutricional y en diversos aspectos del entrenamiento. Pero el fallecimiento de su padre motivó que en abril pasado regresara al país desde Madrid en uno de los vuelos de repatriados. Al llegar al aeropuerto de Carrasco, Julia pasó por Migraciones, y llegó al puesto de control aduanero donde los funcionarios le pidieron que no solo pasara su equipaje por la cinta del scaner sino también su riñonera, donde guardaba todo: desde sus documentos personales, como pasaportes uruguayo y español, documentación, dinero en efectivo, tarjetas de crédito y otros papeles.
Detrás, esperaba un hombre que había llegado en el mismo vuelo y que tenía la cara cubierta por un tapaboca y vestía una camiseta de Peñarol. Luego de pasar todos sus efectos por la cinta del scaner, Julia se dio cuenta que algo había sucedido, pero en un primer momento no logró comprender. Al revisar la cinta notó que le faltaba la riñonera y pensó que había quedado atascada en el interior del scaner. Para tratar de recuperarla, metió unas cuatro veces su cabeza para buscarla, pero la riñonera no apareció.

Despojada
Julia quedó sin nada. Sin documentos, sin pasaportes, sin dinero, sin tarjetas de crédito y débito. Hasta la licencia de conducir marchó con la riñonera. No tiene la menor duda que el sujeto que la siguió en el momento de llegar a la Aduana, fue quien se robó todo.
El robo de todos sus documentos personales y financieros fue seguido por la pesadilla de la falta de respuestas de las autoridades. Julia denunció el hecho ante la autoridad de la Policía Aeronáutica. Luego le indicaron que debía ir hasta la comisaria del lugar, con jurisdicción en esa zona del departamento de Canelones. A juicio de Julia se trata de un caso claro donde el ladrón quedó escrachado en las cámaras de video vigilancia del aeropuerto de Carrasco. En estos casi dos meses, la víctima no obtuvo respuesta alguna. Para peor, radicó otra denuncia en una comisaría de Maldonado.
Ahora espera que tanto España como Uruguay le extiendan la documentación necesaria para poder regresar a España, donde la aguarda su hijo y sus obligaciones. Entre ellas los pasaportes. Julia no tiene duda que el pasaporte español será el primero que recibirá. Mientras tanto, pide ayuda para poder dar con el paradero del delincuente que le robó sus cosas. “Está identificado, pero nadie hace nada”, insistió.