La Asociación de Funcionarios de la Impositiva (AFI) anunció hoy jueves que su conflicto con las autoridades del organismo se estaba profundizando, por lo que ocuparía la oficina de la DGI en Maldonado, que se encuentra en la calle Rafael Pérez del Puerto. También anunció que realizaría un paro en las oficinas de la Regional Maldonado, Piriápolis, San Carlos, Minas y Salto. A eso de las 5 de la tarde, el local de Maldonado estaba vacío pero presentaba varios afiches reveladores de un conflicto sindical en los vidrios de la fachada.
El gremio de funcionarios también emitió un comunicado. “En setiembre de 2018, transcurrido 9 meses del año y con la información cierta que no se llegaba a la meta de recaudación DGI realizó cambios en la forma de cálculo de las metas para que los directores y cargos jerárquicos cobren más. Esos cambios produjeron un aumento salarial para los directores de $ 175.000, su meta pasa de $ 220.000 a $ 395.000. Sin embargo, esos mismos cambios generan una rebaja de salario para los funcionarios. Se beneficia a los cargos de designación discrecional y política y se perjudica a los trabajadores”, se quejó.
“A los directores que no llegan a su meta se les aumenta el salario y a los funcionarios que sí han llegado a su meta se les rebaja el salario. La Dirección de DGI transmite que no hay rebaja salarial, entonces nos preguntamos ¿por qué DGI no quiere firmar un acuerdo que establezca por escrito que no hay rebaja salarial?”, se preguntó el comunicado.

Sorpresa
“Nos sorprende que la Dirección de DGI haya cancelado las actuaciones inspectivas en zona balnearia, atendiendo la solicitud de la Asociación de Hoteleros y Restaurantes, renunciando a uno de los objetivos centrales de la DGI. La presencia de los equipos inspectivos es muy importante para combatir la informalidad, controlar a las empresas ‘golondrinas’ y generar equidad con los contribuyentes que aportan durante todo el año”, agregó el mensaje.
“El Cr. Pablo Ferreri acordó en 2011 que no existirían cambios en la partida por metas y hoy desde el Ministerio de Economía se cambian los criterios en forma unilateral. La autoridad se debe ejercer con respeto y no realizando un uso abusivo del poder por el hecho de tenerlo. Solicitamos la intervención del Poder Ejecutivo para instalar una mesa de negociación que asegure la no pérdida salarial para los trabajadores de DGI”, concluyó.
En los afiches exhibidos en el local de Maldonado, los trabajadores solicitaban al gobierno que no bajara el déficit fiscal recortando los salarios de los trabajadores, entre otras cosas. Los empleados de la DGI tienen un aumento de 2,7% (equivalente a la inflación del último semestre) y no del 7,2% que reciben sus pares, donde se incluye un 4,4% de recuperación salarial. El vicepresidente de la Asociación de Funcionarios de Impositiva (AFI), Walter Vázquez, dijo recientemente a El País que los trabajadores “no deben estar excluidos” de los aumentos salariales, a pesar de que por ley se estableció un nuevo régimen con remuneración extraordinaria con dedicación exclusiva para los empleados de la dirección.
“El gobierno alega que ya hemos tenido un aumento salarial, y no es así. Tuvimos una negociación por dedicación exclusiva, lo cual es diferente. Si a la primera de cambio se nos pretende excluir de los aumentos salariales, estaríamos perdiendo la partida extraordinaria por exclusividad. Y los funcionarios tuvieron que dejar todo tipo de actividades. Le pasó a los que son contadores, escribanos, pero también a los enfermeros, relojeros, fotógrafos, serenos, o empleados de farmacias”.

Contenido publicitario