En la tarde del pasado viernes una llamada realizada al servicio de emergencias avisaba que en las calles Jazmín y Azaleas en el barrio de San Rafael, había un vehículo en llamas. Se trataba de una camioneta marca Chevrolet, modelo viejo, que al arribo de los efectivos policiales ya se encontraba completamente destruida por las llamas. Luego se pudo constatar que en su interior existían restos humanos calcinados.

En forma inmediata personal policial jerárquico del Distrito Operacional II, Distrito Operacional IV, Policía Científica, equipo pericial de la Dirección Nacional de Bomberos y del Comando Jefaturial se hicieron presentes en el lugar, así como la Fiscal de Primer turno, Dra. Andrea NAUPP., quien dirige la presente investigación.

Por estas horas se busca establecer la identidad de la persona fallecida y determinar las causas del hecho.

Contenido publicitario