“Hay funcionarios que deben frecuentar Punta del Este”, por Damián Argul*

Nos llamó hace unos días un porteño amigo para burlarse de nosotros: “El mundo se cae a pedazos y ustedes discuten sobre los viajes del canciller a Punta del Este”, dijo.
Es cierto que para un porteño 120 kilómetros no es un viaje si no un recorrido como el de la cocina al comedor. Pero que esto llame la atención en el país de la grieta da para reflexionar. Y lo haremos más allá de la acusación contra el Canciller.
Lo que más llama la atención es que Punta del Este siga siendo una gran desconocida y que todavía haya gente que no sabe cómo se mueve hoy el mundo.
De esto ya nos hemos referido en nuestra reciente entrega: “La Marcha de AEBU contra el Turismo”, una marcha que también era contra Punta del Este.
Quienes así piensan ignoran, por ejemplo, toda la riqueza y el trabajo que generan, parece que nunca vieron el enjambre de motos y autos que circulan a la salida de las obras en construcción. Así mismo parecen ignorar el polo cultural en que hoy se ha convertido.
Ignoran que es un lugar de encuentro de profesionales, empresarios, intelectuales, diplomáticos y políticos de las más diversas nacionalidades e incluso de jugadores, DDTT, periodistas, y dirigentes del “más popular de los deportes”, a los que se los ve habitualmente en un parador de la Mansa.
Y desconocen que convoca gente muy influyente y tomadora de decisión del Cono Sur, Europa – en forma creciente- y Estados Unidos.
Desconocen la cantidad de compromisos que tienen los altos funcionarios de Gobierno: Congresos, Ferias, Exposiciones, Presentaciones y reuniones particulares que mucho presionan para contar con su presencia.
Los extranjeros dan gran importancia a su presencia, gente que por importante que sea jamás tendrá contacto con un jerarca de su país. Esta forma de actuar de nuestros políticos no deja de ser un valor agregado
Nosotros mismos, cuando estábamos en actividad, lo hemos hecho con los ministros de Turismo José Villar y Benito Stern, que nos acompañaron para atender un FAM Press de EEUU, asistir a una reunión internacional de representantes de una prestigiosa operadora europea y de los Agentes Generales de los hoteles Doral de EEUU.
También nos acompañaron a distintas reuniones, con Ernesto Langsner, gerente y Jim Callahan director de desarrollo de la Cadena Doral para un proyecto en el Barrio Beverly Hills ´
Con los propietarios de la Guía Telefónica de Berlín que venían a estudiar algo similar a lo que luego sería AirBnb.
Con Silvio Ferraz, el gran Toir Operador paulista que quería chartear Pluna en dos segmentos: Montevideo- San Pablo – para el tráfico regional- y San Pablo- Orlando para el internacional.
Si esto fue solo por nosotros, imaginemos lo que será la totalidad de solicitudes que reciben.
Resulta difícil tener que explicar este valor de Punta del Este como atractivo punto de encuentro y por eso criticamos al anterior gobierno cuando vendió la residencia presidencial de Punta del Este afirmando “que no era necesaria” y no nos parece bien que actualmente parezca desaprovechada, ya que se le podría sacar un partido enorme, por algo conocemos grandes residencias dedicadas a las relaciones públicas.
El ambiente, la atmósfera de Punta del Este, fuera del estrés de las grandes ciudades, es un lugar único para establecer contactos y llevar a cabo diferentes negociaciones.
Por todo esto, lo del título.

*Analista industria turística