Los hoteles prepararon una propuesta, que cuenta con el apoyo del Centro de Hoteles de Punta del Este y de su par de Rocha, de la Cámara de la Industria Hotelera Turística del Uruguay (CHITU), así como de Audavi, la asociación de Agencias de Viajes, para presentar al Ministerio de Turismo en una reunión que mantendrán este miércoles y de la que participarán el ministro, Germán Cardoso y el subsecretario de la cartera, Remo Monzeglio. La idea, “una alternativa intermedia, gradual y necesaria”, busca reactivar el sector, uno de los más afectados por la emergencia sanitaria.
Esta propuesta, denominada “Turismo de salud”, tiene las mismas condiciones de las que se aplica hoy a cualquier persona que ingresa al país, pero con algunas particularidades, entre ellas alojamiento obligatorio por un mínimo de 10 noches y que se cumpla en hoteles habilitados para recibir turismo de salud, que son aquellos que tengan el Sello de Cumplimiento del Protocolo otorgado por el Ministerio de Turismo.
Luego del ingreso al país y de alojado en el hotel, el turista debe permanecer 72 horas en cuarentena obligatoria luego de las cuales debe realizarse otro test, que en caso de ser negativo permitiría su libre circulación y en caso de ser positivo lo hará permanecer en cuarentena hasta que sea dado de alta. Además, el hisopado debe realizarse en el hotel para evitar la circulación de estos pasajeros. De esta forma cada hotel será responsable del cuidado sanitario.
Asimismo, en otra parte del documento, se señala que en caso de detectarse incumplimientos o irregularidades “serán inhabilitados para recibir este tipo de turismo y debidamente penalizados”.

Solución de valor
El documento, al que tuvo acceso Correo de Punta del Este, sostiene que vista la situación sanitaria de la región no será fácil “por estos tiempos abrir las fronteras al turismo masivo en Uruguay”, por lo que buscan “considerar algunas oportunidades o salidas intermedias, que, sin conllevar riesgos, nos permitan seguir transitando gradualmente hacia el objetivo final”.
Para los empresarios, el “turismo de salud” es una solución de valor y cuenta además con un altísimo porcentaje de seguridad de que no generará contagios. Para el sector, “considerarlo y aprobarlo debería ser un objetivo en sí mismo”.
Se pone de relieve, además, la gran cantidad de hoteles que poseen características “optimas para recibir este tipo de turismo lo que les permitiría “no dejar pasar las pocas oportunidades” con las que hoy cuenta el sector.
“Las empresas necesitan trabajar y dar trabajo. Generar la facturación que permita retomar su personal y no perder como en algunos destinos la temporada alta, de sol y playa”.
El documento destaca, además, que aportar ideas a la generación de más empleo ayudará a aliviar la carga de subsidios sociales que hoy tiene el Estado.

Afectados
Oscar Andino, secretario general del Sindicato Único Gastronómico y Hotelero del Uruguay informó a Correo de Punta del Este que en este momento son unos 8000 los trabajadores del sector afectados. Por su parte Héctor Aráujo, del Centro de Hoteles de Punta del Este, que estará presente en la reunión de este miércoles informó que hoy en día hay 22 hoteles abiertos en el departamento, pero con mucho personal en seguro de paro.

Contenido publicitario