Incendio en edificio puso de manifiesto falta de equipamiento para combatir incidentes en altura

El siniestro registrado en el mediodía de la víspera en el edificio “Seasons Tower” puso de manifiesto una vez más la falta de equipamiento para combatir incidentes en torres de altura en Punta del Este.
Más allá de esta carencia, la rápida respuesta del sistema de emergencia departamental, compuesto por la Policía, Bomberos, Intendencia y las unidades de emergencia médica, evitó lo que pudo ser una de las peores tragedias registradas en el balneario.
En la actualidad, los nuevos edificios en construcción en el balneario esteño superarán, una vez terminados, los cien metros de altura. Mientras tanto, los bomberos cuentan con escaleras que alcanzan los dieciséis metros de altura, ideales para evacuar edificios de seis pisos.
El edificio Look Brava mide 110 metros de altura, Le Jardin otros 91 metros y la torre Trump, todavía en construcción, llegará a los 80 metros. Otros complejos, como el Art Tower, la Torre View, entre otros, tienen la misma altura que el edificio que lleva el apellido del presidente de los Estados Unidos. No se trata sólo de edificios altos, tienen una gran cantidad de apartamentos.
En algún verano, la Dirección Nacional de Bomberos, desplazó al balneario al camión que puede alcanzar los setenta metros de altura y con la capacidad de evacuar personas atrapadas en apartamentos altos. Se trata del equipo Bronto que puede operar hasta unos setenta metros de altura. Empero, el envío de este camión, que se desconoce su estado actual de conservación, deja a Montevideo sin la necesaria cobertura para enfrentar incendios en altura.

Rumores
En los últimos días se conoció en esferas municipales el interés de un fuerte desarrollista de la zona de ceder a Bomberos de Maldonado un camión equipado para el combate de incendios en altura. El jefe de Bomberos regional, Mauricio Souza, declinó formular comentarios al respecto de esta eventualidad a la que calificó de “rumores”.
Mientras tanto, desde hace casi cuatro décadas atrás, existe el interés de propietarios de apartamentos de aportar una suma por cada unidad para permitir la compra de un camión de este tipo que permanezca todo el año en Maldonado.
Manifestaciones de este tipo se conocen desde fines de los años setenta cuando tomó fuego el obrador de la Torre Amalfi, hoy uno de los edificios de lujo de la península. El incendio quemó toda la madera del encofrado que, por el accionar del viento, cayó en locales vecinos. El incendio se produjo en pleno verano y las imágenes del caos generado por el mismo todavía son recordadas por los más veteranos del balneario. El ingreso de la Policía a caballo para controlar el tránsito y las corridas de la gente generaron comentarios de todo tipo durante mucho tiempo.
Más acá en el tiempo, el incendio de apartamento del edificio Santos Dumont, registrado el 3 de enero de 2015, también motivó un gran esfuerzo para evacuar a los ocupantes de los más de 250 apartamentos que tiene entre las calles Gorlero y la 24.

Foto: gentileza R. Figueredo