El presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, acompañado del ministro de Industria Guillermo Moncecchi, informó en una conferencia de prensa realizada a la hora 14 que a esas alturas el organismo había podido restablecer el servicio al 88% de los clientes, después del apagón “masivo” que se desencadenó tras una falla en el sistema de interconexión con la Argentina. El vecino país también se vio sumamente afectado, explicó Mocecchi quien resumió la situación con un “fue catastrófico”. Casaravilla en tanto señaló que se estaba trabajando “en equipo” con Argentina y que Uruguay estaba “absolutamente en guardia”.
Las autoridades de UTE explicaron que el corte se originó en una falla en el sistema eléctrico argentino cuya causa “aún no fue comunicada por las autoridades de ese país”. Según Clarín, el fallo se produjo al quedar fuera del sistema las represas de Yaciretá y Salto Grande a causa de grandes tormentas ocurridas en el litoral. Yaciretá está ubicada en el Río Paraná.

El desperfecto, según UTE, afectó además a ciudades de Brasil, Chile y Paraguay. Sin embargo, autoridades de Chile negaron ese aserto. Emol, el Coordinador Eléctrico Nacional chileno informó que el sistema de ese país funcionaba con “total normalidad” y el subsecretario de Energía Ricardo Irarrázabal, dijo que un posible impacto en Chile estaba “descartado”.
La situación generó muchas dudas y cuestionamientos. Especialmente, la razón por la que una falla ocurrida en un país vecino podía afectar a Uruguay. El ente explicó que “el sistema interconectado necesita un mecanismo de protecciones que actúan cuando se producen desequilibrios en la red. El sistema evalúa segundo a segundo la relación entre generación y demanda de energía. Cuando la demanda cae, la generación automáticamente cae en la misma magnitud. Al producirse una caída masiva en Argentina actuaron automáticamente las protecciones en el sistema uruguayo -así como en los de los demás países interconectados- por lo que se interrumpió la generación que abastece la totalidad de la demanda en nuestro país”. Asimismo, se sostuvo que “la interconexión es necesaria porque permite a los países estar a cubierto de insuficiencias en sus propios sistemas de generación, acudiendo al abastecimiento desde los países vecinos en caso de necesidad”.

Inédito 
UTE también sostuvo en su comunicado que “no hay registro en los últimos años de eventos de estas características”. Según el sistema de monitoreo del servicio de UTE, a primera hora de la tarde ya había vuelto la luz en Artigas, Salto, Río Negro, Durazno, Cerro Largo, Treinta y Tres, Lavalleja y Rocha; pero todavía quedaban 220.000 clientes afectados a las 14 horas.

El sistema se estuvo levantando desde cero y se estaba restableciendo rápidamente trabajando para el restablecimiento general.

Por su parte, la OSE comunicó que a causa del corte de energía las usinas de potabilización están resintiendo su producción. Por ello solicitó a la ciudadanía hacer un uso racional y responsable del agua potable.

Contenido publicitario