policias

Un hombre de 89 años pereció el sábado en la noche en su casa de Pan de Azúcar poco después de haber sido hallado en el suelo de su dormitorio en su vivienda de la calle Rivera casi Lavalleja. El hombre tenía rastros de sangre y falleció unos instantes más tarde. Según comentó una fuente allegada al caso a FM Gente, el anciano presentaba un corte de tamaño considerable en la cabeza, pero todo indicaba que había sido víctima de un accidente, ya que el cuerpo no presentaba signos de violencia. Por lo demás, la puerta estaba cerrada por dentro.

La novedad fue difundida por la página web del semanario La Prensa de zona oeste. En principio trascendió que los familiares del señor intentaron comunicarse con él y se alarmaron porque no atendía el teléfono. Fueron hasta su domicilio y lo hallaron caído en el suelo en uno de los dormitorios. Estaba desnudo, tenía una herida cortante en la cabeza con mucho sangrado y tenía un hacha, de su propiedad, cerca de sus pies con rastros de sangre.
Una unidad de emergencia médica llegó al lugar, pero el hombre falleció poco después, mientras los familiares informaban el asunto a la policía. Personal de Seccional 3ª de Pan de Azúcar se hizo cargo de la investigación y descartó la posibilidad de que el anciano falleciera defendiéndose de un intento de hurto. Todos los documentos y el dinero del fallecido estaban en su lugar.

Contenido publicitario