Buscando poner de pie a los empresarios, reclamando menos burocracia e impuestos y evitando que el poder sindical avasalle a las minorías, José “Pepe” Pereyra largó su candidatura como representante del sector empresarial al Banco de Previsión Social. El presidente de la Cámara Empresarial de Maldonado competirá por la preferencia de sus pares de cara a las elecciones previstas para noviembre de 2021. En su discurso, realizado en la sede de la propia cámara aseguró que junto al equipo que encara este desafío “no son mercaderes de ilusiones sino gente seria y respetuosa”. Dijo que la victoria no es “sobre los que piensan distinto, sino sobre los problemas que el país tiene y debe resolver” y sostuvo “que los empresarios que viven los cambios quieren menos burocracia y menos impuestos también”.

Creando riqueza
Asimismo, pidió adecuar el Estado a las necesidades del país y así tener más eficiencia y servicios que funcionen. “Queremos más iniciativa individual y más creación de riqueza” agregó, al tiempo de señalar que la buena economía es la resultante del equilibrio entre el crecimiento y la justicia social. Defendió la importancia de los empresarios en el país y dijo que cuando su papel fue pasivo se generó el radicalismo ideológico que copó los sindicatos y éstos “enfermos de odios conquistaron el sistema político”. Se comprometió a un rol activo de los empresarios que combata el sentimiento de derrota y evite que minorías se impongan sobre mayorías silenciosas que han derivado en un Estado de rodillas ante el Pit Cnt. Fue claro al señalar que en el Uruguay de hoy tenemos sindicatos ricos y gremiales empresariales pobres.
En esta etapa, que lo llevará a las elecciones de noviembre del año entrante, Pereyra dijo que recorrerá el país para escuchar a sus pares, yendo al encuentro de los problemas y sus dificultades. Al final de su discurso agradeció a sus compañeros de directiva, las Cámaras que integran la Cámara Regional del Este, las Gremiales Empresariales del país, el Movimiento Un Solo Uruguay y al presidente de la Cámara de Comercio por el apoyo a su candidatura. “El dolor no espera y la marginación no hace concesiones” concluyó Pereyra.

Contenido publicitario