Junto a “Abito”, Woodside School se suma a la gestión responsable de residuos

La empresa de triple impacto “Abito” llegó a Maldonado e implementó un sistema de clasificación, recolección y transporte de los residuos del colegio, para que puedan ser reciclados y compostados

“Nuestras acciones diarias tienen un impacto directo en nuestro medioambiente y calidad de vida.” Así arranca la Guía Práctica de Reciclaje de Woodside School, diseñada por Abito, una empresa de triple impacto de Montevideo, que recientemente llegó a Maldonado y eligió a este centro de estudios para impulsar la revalorización de los residuos.
El primer paso es la clasificación. Para esto se instalaron dos tipos de recipientes, cada uno identificado con su color. Los recipientes verdes, para los reciclables varios —metales, espuma plast, vidrio, tetrabrik, plásticos—, y los de color azul, para el papel y el cartón.
Y complementando esto, se activó un sistema de recolección. Todos los lunes a las 10 am, un camión frena en la puerta del colegio y retira los bolsones de cartón, papel y plástico que se recolectaron durante la semana. Luego, Abito pasa un informe estadístico a Woodside. Este reporte mensual le permite a la institución saber cuánto recicló, cuánto compostó y cuánto produce y descarta de cartón, papel y plástico. De esta manera, se concientiza acerca del verdadero impacto ambiental que tienen sus acciones.

Prácticas sustentables

“Pequeñas acciones pueden generar grandes cambios”, es una de las premisas de Abito, y justamente de eso, de “pequeñas acciones” que cualquiera puede incorporar a su rutina, está hecha esta iniciativa que busca adoptar prácticas sustentables en la escuela.
Abito —Acciones por el Bien de Todos—, es una empresa de triple impacto cuyo lema es “más reciclaje, más compostaje, menos residuos”. Su objetivo es generar una solución práctica en la gestión de los residuos y lograr la participación de los actores sociales como protagonistas responsables de lo que consumen y producen.

Laura Pollio y Leticia Birriel nos contaron sobre este nuevo proyecto “green” y sobre otras acciones sustentables que Woodside School lleva adelante para cuidar el Medio Ambiente.

-¿De qué se trata esta nueva alianza entre Woodside y Abito?
-Con gran alegría y entusiasmo recibimos en el colegio a Abito, una empresa encargada de recoger una vez por semana los desechos del colegio; divididos en papel, cartón, plástico. Para esto, toda nuestra comunidad educativa fue capacitada, para que este proceso sea de calidad y lograr entre todos una conciencia más ecológica y verde. Estamos muy contentos de que nos hayan elegido como el primer colegio para esta acción.

-¿Qué lugar ocupa el cuidado del medio ambiente en la misión de Woodside School?
-Desde los inicios del colegio, hace casi 25 años, Woodside School tiene un propósito muy marcado con respecto al medio ambiente. Siempre les inculcamos a los alumnos el cuidado y el respeto por nuestro entorno.

-¿De qué manera se plasma esta conciencia por cuidar el planeta?
-Todos los años dentro de la currícula tenemos proyectos “Green”, donde los chicos trabajan en forma activa. Luego de la pandemia, retomamos las actividades en la huerta, y volvió “la brigada de Compost”.

-¿Qué es la brigada de Compost?
-Es un proyecto que se inició el año pasado, luego de la pandemia. A cargo de los alumnos de Senior 2 de Secundaria, la brigada es un equipo de alumnos que todos los mediodías recolectan los desechos que van a la compostera.

-¿Cómo ven la reacción y el compromiso de los alumnos frente a estas iniciativas? ¿Hay un intento por llevar a la casa estos hábitos sustentables?
– Esta actividad fue totalmente optativa y todos los estudiantes que tuvieron la iniciativa vienen participando a conciencia y de una forma muy activa. Están muy contentos por los logros que han obtenido. En el correr de estos meses han investigado cómo funciona el tener una compostera en sus casas, y cómo son los cuidados apropiados que la misma debe tener para que se consiga un buen producto final.

-¿Tienen otros proyectos de cara al futuro?
-Venimos trabajando en Proyectos interdisciplinarios e internacionales de ISA, que se van a presentar en los próximos meses, sobre cómo el reciclaje impacta en nuestras vidas.

-¿Qué repercusión tienen estas prácticas sustentables en las familias de los alumnos?
– Toda la comunidad de Woodside está muy contenta. Estas prácticas educativas son hábitos que se adquieren todos los días y la idea es afianzar los procesos de recolección y así luego también llegar a los hogares.