La Justicia Penal archivó la denuncia que la DGI promovió contra el líder de Unión y Cambio, Rodrigo Blas y otras personas. De esa forma, luego de más de 4 años de investigaciones no resultó probada irregularidad alguna respecto al accionar del hombre fuerte de Lacalle Pou en Maldonado.
Según se informó en un comunicado, Blás y el resto de los afectados continuarán con la demanda ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo para obtener la anulación de lo actuado por la DGI, sin perjuicio de analizar otras acciones judiciales por las irregularidades que tuvo el procedimiento administrativo.

Fuente: La Planta

Contenido publicitario