“La calidad democrática”, por el Dr. Guillermo Ipharraguerre

Desde el tratamiento parlamentario de la Luc, durante el 2020, el entonces Pte del FA Esc Miranda y todo el FA, sostenía, sin especificar mucho en artículos y temas específicos, que la principal crítica al tratamiento de la LUC, era la falta de calidad democrática en la discusión.
Como se recordará, el Senador Lacalle Pou, desde el lanzamiento de su candidatura en la Cancha de Wanders, anunciaba que uno de los primeros actos de gobierno, de llegar al mismo, sería una Ley de Urgente Consideración con la inclusión de temas como la seguridad, respaldando a la policía, la lucha contra el narcotráfico, el combate al abigeato, la reducción de hurtos, rapiñas, homicidios, violencia doméstica, etc. También anunciaba una regla fiscal, regulación de combustibles según el mercado, la posibilidad al ciudadano de salir del cepo financiero de los bancos, etc.-
Ello fue tema de la elección interna de los Partidos Políticos en junio de 2019, y de la 1er y 2da vuelta electoral de octubre y noviembre del mismo año, así como del documento-programa de los partidos que formaron la coalición gobernante.
Instalado el Pte en el Comité de Bvar Artigas entre diciembre del 2019 y febrero de 2020, el proyecto de la futura Luc se redactó y discutió entre los Partidos de la coalición, y luego con los Partidos de la oposición y con los gremios, recordando incluso una visita del Pte Electo a la Sede del Pit CNT, a quién se recibió permanentemente, así como a figuras parlamentarias del F.A.
Iniciado el gobierno el 1/3/20, afrontada de inmediato la pandemia, se fue avanzando en los planes de gobierno, mientras se podía, presentándose definitivamente el Proyecto de Ley de Urgente Consideración, mecanismo constitucional previsto en los arts 138 y siguientes de la Carta Magna, usado muchas veces por los gobiernos de izquierda entre el 2005 y el 2015. Se discutió en ambas cámaras, se escuchó en Comisión a diversas delegaciones, se discutió por la prensa, en debates públicos, en comentarios y en suma se sancionó en julio de 2020.-
Se criticaba su extensión, pero 2/3 de sus artículos fueron acompañados por el FA, incluso algunos de los 135 que ahora se ponen a la consideración pública.
El FA discutía internamente, qué mecanismo constitucional se utilizaba para cuestionar la vigencia de la flamante norma, que podía ser atacada dentro del año de su vigencia.
Definitivamente el Pit CNT y una comisión, se pusieron de acuerdo y se pusieron a recolectar firmas a partir de diciembre de 2020, es decir luego de más de 5 meses de vigencia de la ley.
La gente juntó libremente las firmas. No hubo debate desde el gobierno y la coalición y finalmente las mismas se presentaron y parece que cumplen los requisitos constitucionales para consultar al pueblo, mediante el voto.
Pese a todo se discute la calidad democrática de la Luc.
Los gobiernos del FA, tuvieron en los 3 periodos de gobierno del 2005 al 2015 mayoría parlamentaria, y no se dignaron a discutir con la oposición sus opiniones, sugerencias, etc.
Es más. Las discusiones se cerraban internamente y los proyectos de ley salían y se votaban según el tratamiento dado por el FA internamente en sus diferentes órganos de conducción.
Excepcionalmente el FA no tuvo la mayoría parlamentaria y salió a convencer otras fuerzas, como fueron las oportunidades en que el diputado Mujica se resistía y alguna otra excepción que confirmaba la regla.
Allí si faltaba calidad democrática.
También en ocasión de la oportunidad perdida del Convenio de Libre Comercio con Estados Unidos, tren que el FA dejó pasar, pese a la advertencia del PTE Vázquez.
Ocurrió también en el caso de la modificación de la norma del aborto, que el Pte amenazó con vetar y que en la Argentina Kichnerista motivara recientemente una discusión nacional y fuera dirimida por el parlamento argentina con voto transversal.
En las dos Presidencias de Vázquez y en la de Mujica, siempre se votó según mandataba la fuerza Política.
Todos nos preguntábamos, ¿Y la calidad democrática, dónde está?
Sin embargo, a la Luc, ahora, se le reprocha eso, pese a la historia de su discusión pública y su tratamiento por un mecanismo constitucional, usado hasta el cansancio por el FA.
Y ni que hablar de los resultados de la aplicación de la Luc, desde hace más de un año, y a la serena ratificación popular, día a día, semana a semana, mes a mes, de lo cual es tajante demostración los resultados de la baja de los índices delictivos en todo el país, tema que sera motivo de otras columnas.
La calidad democrática en el caso de la LUC, existe desde antes de nacer y a más de una año de vigencia. Es más, el tratamiento y análisis de las firmas presentadas, es llevado adelante por autoridades de la Corte Electoral pertenecientes al período anterior de gobierno, donde el FA tiene mayoría, y sin embargo, todo funciona y se respeta y no se cuestiona, como injustamente se reprocha ahora, en lo que refiere a calidades democráticas.
NO conocemos recursos de inconstitucionalidad ante la SCJ de la LUC, basadas en la falta de calidad democrática.
Es que a veces, cuando no se sabe que decir para oponerse a algo constructivo, es mejor callarse la boca y dar muestra de calidad ciudadana, si es que se tiene.
Hasta luego.