Lacalle Pou quiere bajar el déficit reduciendo el gasto público

El precandidato nacionalista a la Presidencia, Luis Lacalle Pou, de visita por varias localidades del departamento, comentó que la principal preocupación que ha detectado en el país es la escasez de fuente laborales. Dijo que en Maldonado ese aspecto está vinculado al turismo y a la temporada y auguró que debido a la magra zafra de verano los meses próximos van a estar difíciles en esta zona. Sus palabras fueron recogidas por FM Gente.
El dirigente realizó una recorrida por el departamento y viajó entre la Estación Las Flores y Garzón. Hablando para los vecinos de La Capuera dijo que si resulta electo “va a aflojarle a las tarifas públicas y a los combustibles”. A su juicio, “la única manera de bajar el gasto es gastando menos” y hay que elegir en el sector donde se afecte en menor medida al ciudadano, a quien “ya no le da para más”.
“Pensar en que Uruguay se arregla con más impuestos, es no entender al país. Estamos convencidos que se puede ahorrar bien, mucho y sin retacear ningún servicio esencial. Y si ahorramos mucho dinero, tenemos que devolvérselo a la gente”, por lo que, apenas se pueda, “vamos a alojarle a las tarifas públicas, a los combustibles, para que la gente dé trabajo”, indicó.
En respuesta al planteo de un vecino, dijo que el tema de la seguridad pública “es bien delicado. Toda acción de gobierno en ejercicio de la autoridad es fundamental, como en cualquier tema”, por lo que “hay que saberla usar”.


Autoridad
Lacalle dijo que si llega al gobierno va a “ejercer la autoridad”, algo que, a su juicio, está haciendo falta. “Si me toca ser presidente en marzo de 2020, a la delincuencia se le terminó el recreo. La vamos a correr hasta adentro de la cueva”, adelantó.
Destacó que existen los medios para hacerlo, ya que el presupuesto del Ministerio del Interior creció en 10 años de 200 a 800 millones de dólares. “Lo que hay que tener es un presidente que respete la cadena de mandos y que mande”, aseveró.
Por otra parte, ante la aparición de cianobacterias y otros problemas ambientales, destacó que hace seis años había presentado un pedido de informes sobre la situación de los cursos de agua de todo el país. “No hay una medición constante de todo. Algunos temas son de índole nacional, urbana y también rural. Otros son de índole internacional. Compartimos ríos, con otras cuencas, con otros países”, señaló.
“Primero, tenemos que cuidar lo nuestro. Una vez que se tenga un análisis, el equilibrio entre la producción y la preservación, es fundamental. Podemos producir hoy, pero si no cuidamos para adelante ¿qué le vamos a dejar a nuestros nietos?”, preguntó.
Asimismo, dijo ser partidario de controlar al Ministerio de Desarrollo Social. “Los uruguayos aportan mucho con sus impuestos para que le llegue a la población más vulnerable. De eso se trataba cuando votamos la creación del MIDES. Y ha pasado, una y otra vez, que se encuentran irregularidades, dinero que va a otro lado, ONG que son contratadas sin merecerlo. No hay una medición de los programas”, afirmó.
“Si uno tiene respeto por la gente más pobre, la que necesita ayuda, hay que ver si han dado resultado los programas, si ha mejorado la calidad de vida de estos uruguayos. No se puede gastar por gastar”, añadió.
Asimismo, dijo que tras analizar informes de la Auditoría General de la Nación y del Tribunal de Cuentas concluyó que “la gestión del MIDES deja muchísimo que desear”.

Foto: facebook Luis Lacalle Pou