Leucemia Mieloide Aguda: Uruguay se destaca con tratamientos alternativos a la quimioterapia para los pacientes que lo requieran

La Fundación por la Salud del Paciente con Leucemia o Linfoma brinda apoyo integral y gratuito a pacientes del interior del país que sufren de leucemia, linfomas u otras enfermedades graves de la sangre, así como a sus familiares

El 21 de abril se conmemora el Día Mundial de la Concientización sobre la Leucemia Mieloide Aguda (LMA), fecha cuyo objetivo es visibilizar la enfermedad, destacar la importancia de un diagnóstico precoz e impulsar el acceso rápido al tratamiento indicado. De acuerdo con la Sociedad de Hematología del Uruguay (SHU), la LMA es el tipo de cáncer sanguíneo que se desarrolla con mayor frecuencia y, principalmente, en adultos, con 100 detecciones anuales en nuestro país.

Caracterización de la enfermedad
Las leucemias agudas son neoplasias hematológicas, resultantes de una multiplicación inadecuada de células precursoras hematopoyéticas anormales, que se infiltran en la médula ósea y generan una insuficiencia medular secundaria. Existen diversos tipos de leucemias agudas según el tipo de célula de origen. De acuerdo con la Dra. Cristina Otero, especialista en Hematología y trasplante de progenitores hematopoyéticos del Hospital Maciel, la génesis de la LMA está “en células precursoras mieloides hematopoyéticas anormales (o blastos), que infiltran y se acumulan en la médula ósea, llevando a una producción inadecuada y disminuida de las células normales de la sangre, como los glóbulos blancos, los glóbulos rojos y las plaquetas, proceso que genera los síntomas”.
Debido al cuadro descripto anteriormente, se reduce la capacidad del organismo para combatir infecciones, ya sean de piel, partes blandas, odontológicas, respiratorias y urinarias, todas con diversa gravedad. Al mismo tiempo, la baja producción de glóbulos rojos desemboca en el desarrollo de anemia, provocando fatiga, cansancio, palpitaciones, dificultad respiratoria y dolor precordial. En simultáneo, la creación insuficiente de plaquetas predispone a sangrados, pudiendo generar moretones, hematomas, sangrados a nivel de las vías urinarias, y otros órganos como el sistema nervioso central.
La LMA se desarrolla más frecuentemente en adultos y su incidencia aumenta con la edad. Hasta el momento, las causas de la dolencia son desconocidas; aunque pueden existir factores predisponentes como la exposición previa a tóxicos, radiaciones, ciertas enfermedades e incluso algunos tratamientos.

Abordaje terapéutico
Las leucemias agudas son enfermedades de aparición y manifestación aguda, cuyo rápido desarrollo obliga al paciente a obtener una consulta precoz para realizar un diagnóstico precoz e iniciar un tratamiento temprano. Actualmente, la medicina cuenta con herramientas que permiten no solo diagnosticar la LMA, sino también definir el subtipo y estratificar las patologías de acuerdo con el riesgo, aspecto que orienta el tratamiento. Además de tener en cuenta los aspectos mencionados en el párrafo anterior, las opciones terapéuticas también se definen por la presencia de alteraciones citogenéticas o moleculares específicas, edad y estado de salud del paciente.
Gran parte de los esquemas terapéuticos se basan en quimioterapia intensiva, especialmente en personas jóvenes y aptas para tolerar este tipo de tratamiento.

Esperanza en la innovación
Durante los últimos años, el Fondo Nacional de Recursos (FNR) ha incluido nuevos medicamentos, que son producto de la investigación, el desarrollo y la tecnología destinados a obtener fármacos seguros, innovadores y efectivos. Según la Dra. Otero, “estos fármacos poseen indicaciones específicas que modifican el pronóstico de la enfermedad, actúan de maneras diferentes y pueden emplearse de forma combinada con quimioterapia u otros medicamentos”. Respecto al funcionamiento de estos medicamentos, la especialista afirma que “interfieren con mecanismos patogénicos implicados en el desarrollo de la LMA o dirigidos a ciertas alteraciones moleculares”. Otero agrega que estas terapias “poseen ventajas sobre la quimioterapia convencional al estar dirigidas a alteraciones moleculares o patogénicas específicas, reduciendo la toxicidad y, en algunos casos, permiten su uso en forma ambulatoria. Incluso podrían utilizarse sin importar la edad del usuario. Una vez diagnosticada la LMA, se define el tratamiento más adecuado. Al final del primer ciclo, se evalúa la respuesta del paciente y se ajusta el tratamiento según sea necesario. En pacientes jóvenes, o en quienes toleran tratamiento intensivo con quimioterapia, el objetivo es conseguir la remisión completa de la enfermedad y evitar la reaparición. En cambio, en los pacientes añosos, o que por sus enfermedades de base no tolerarían tratamientos intensivos con quimioterapia, el objetivo será lograr la mejor remisión de la enfermedad, que alivie los síntomas, la calidad de vida y prolongue la sobrevida.
En Uruguay, se cuenta con prácticamente todos los agentes quimioterápicos convencionales, los que son cubiertos por los prestadores de salud; mientras que el Fondo Nacional de Recursos, en la mayoría de los casos, financia los tratamientos de pacientes que no son candidatos a quimioterapia.

PORSALEU: un hogar lejos de casa
Los pacientes de LMA procedentes del interior del país no solo luchan contra los síntomas de la enfermedad. A la vez, deben recorrer distancias desde sus localidades hasta la capital para recibir su tratamiento, lo que implica un desgaste físico y mental, además de costos económicos que varios usuarios no pueden cubrir. Con el objetivo de atender esta problemática, en 2001, surgió la Fundación por la Salud del Paciente con Leucemia o Linfoma (PORSALEU), que brinda apoyo integral y gratuito a pacientes del interior del país que sufren de leucemia, linfomas u otras enfermedades graves de la sangre, así como a sus familiares. Uno de los principales servicios que ofrece es el alojamiento en su hotel solidario, destinado a usuarios que llegan a Montevideo para recibir su tratamiento en el Hospital Maciel. El mismo cubre todas las necesidades durante la estadía, asegurando que los pacientes y sus familiares cuenten con un lugar donde quedarse sin preocuparse por los costos. Al mismo tiempo, la Fundación se compromete a proporcionar apoyo tanto material como emocional a los usuarios y sus familiares. Esto incluye acompañamiento durante el tratamiento médico, asistencia psicológica y otros recursos necesarios para enfrentar la enfermedad.
PORSALEU está compuesta por voluntarios y cuenta con un Consejo de Administración que supervisa sus actividades, incluyendo comisiones dedicadas a la gestión de la residencia, la organización de eventos y el asesoramiento médico.

La fundación se encuentra en Buenos Aires 454 esq. Misiones (Montevideo).
Para más información, los interesados pueden comunicarse al 2915 4270, vía e-mail a porsaleu@porsaleu.org, o a través de su sitio web